Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Aguado en cítricos o podredumbre marrón: qué es, cómo detectarla y eliminarla

El aguado en cítricos es una enfermedad causada por varias especies del hongo Phytophthora, bastante común en épocas de lluvia. A esta patología se le conoce también como podredumbre marrón, por comenzar por unas pudriciones blandas de este color que van avanzando progresivamente hasta llegar a afectar al fruto en su totalidad.

Síntomas de aguado en naranjo. Fuente: Instituto Valenciano de Investigación Agraria.
Síntomas de aguado en naranjo. Fuente: juntadeandalucia.es
Síntomas de aguado en variedad de mandarina Clemenules.

¿Qué es el aguado en cítricos o “podredumbre marrón”?

La enfermedad del aguado en cítricos o podredumbre marrón es una enfermedad provocada por varios tipos de hongos pertenecientes a la familia Phytophthora, el cual se muestra especialmente activo en climas cálidos, con temperaturas medias entre 18 y 24ºC.

Su diseminación y, por tanto, mayor contagio, se ve muy favorecido por las salpicaduras provocadas por la lluvia. La persistencia de las condiciones adecuadas de temperatura y humedad puede provocar el avance de la infección hasta afectar a los frutos del árbol, en especial los ubicados en las zonas bajas.

Los síntomas de la enfermedad pueden aparecer tanto en el campo, transcurridos 3-7 días desde la infección, como en la postcosecha, durante la conservación de los frutos en el almacén. En fases avanzadas de la enfermedad, el patógeno puede formar micelio y esporas en la superficie de los frutos infectados.

Síntomas y daños causados por el aguado en cítricos

El síntoma más característico del aguado es la aparición de pudriciones blandas de color marrón, que van avanzando progresivamente hasta afectar completamente a todo el fruto, provocando su caída al suelo.

Con frecuencia, los frutos más dañados son los situados en la mitad inferior de la copa del árbol, ya que es donde con mayor facilidad contactan las salpicaduras de lluvia que portan los propágulos infectivos de Phytophora. Este, sin duda, es un dato interesante a la hora de examinar la planta y detectar el aguado en cítricos.

Los principales daños provocados en los cítricos por esta enfermedad son múltiples y potencialmente graves:

  • Destrucción de las raíces absorbentes.
  • Exudación de goma y chancros en la base del tronco.
  • Desprendimiento de la fruta del árbol.
  • Debilitamiento de todo el árbol
  • Merma en la producción.
  • Defoliación y secado de las ramas.
  • Amarillamiento de las hojas

Tipos de Phytophthora: ¿cuál afecta a los cítricos?
Existen muchos tipos del hongo que pertenecen al tronco común de la familia Phytophthora. Se trata de  oomicetos que se desarrollan principalmente en el suelo, donde sobreviven en forma de micelio, clamidosporas y oosporas.
Aunque existen algunas especies más, lo tipos más importantes de Phytopthora que atacan a los cítricos son:

  • Phytophthora nicotiane var. parasitica.
  • Phytophthora citrophthora.

Cómo detectar el aguado en cítricos

La mejor manera para detectar lo más pronto posible la infección de Phytohphora en cítricos es la inspección visual y minuciosa de las plantas, con el fin de detectar la presencia de manchas marrones en la hojas  (podredumbre marrón).

Es muy recomendable intensificar las precauciones e inspecciones visuales durante el otoño, puesto que, aunque la presencia del inóculo de Phytophthora en el suelo de las parcelas de cítricos puede ser  permanente, las infecciones casi siempre se producen en esta estación. El motivo es que durante los meses otoñales coinciden las temperaturas suaves con las lluvias intensas, produciéndose el encharcamiento del suelo y las salpicaduras que diseminan los propágulos infectivos del hongo. 

Por lo tanto, las medidas preventivas o culturales deben enfocarse en evitar que las salpicaduras de lluvia que diseminan los propágulos infectivos lleguen a alcanzar a los frutos situados en  las zonas bajas de la copa, ya que a partir de estos se puede producir el contagio por todo el árbol.

Con el fin de mantener los frutos a salvo de las salpicaduras del agua de lluvia,  se debe procurar aumentar la distancia entre los frutos y el suelo de la parcela con medidas como: podar las faldas de los árboles, elevar las ramas inferiores mediante tutores o usando una cubierta vegetal para reducir el impacto de la lluvia en la superficie del suelo.

Cómo eliminar el aguado en cítricos: Kdos®, la solución de Certis

Cuando las infecciones sean recientes y todavía no se observen síntomas de la enfermedad, el uso de fungicidas a base de cobre puede ser útil. En Certis contamos con Kdos®, fungicida a base de hidróxido cúprico 35%, que actúa de forma preventiva sobre la germinación de las esporas y desarrollo inicial del micelio.

Kdos® está formulado con una molécula orgánica que hace una liberación lenta y gradual de los iones Cu 2+ , por eso da una gran persistencia y efecto.

Kdos® se presenta en forma de microgránulos dispersables (WG) permitiendo una buen cubrición y adherencia, así como una mayor resistencia al lavado.

Además de ofrecer un buen control del aguado, también presenta una gran eficacia preventiva contra gomosis.

Kdos® está registrado en agricultura ecológica y como insumo por FIBL, pudiendo ser utilizado por los agricultores certificados en Demeter.

Si desea conocer más acerca de este producto, consulte a nuestro departamento técnico o bien visite nuestra web donde podrá encontrar más información