Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Araña en viña: cómo detectarla y controlarla

Los ácaros en general y en particular la araña en viña son de hábitos fitófagos, siendo la savia de las plantas su principal fuente de alimento. Esto la convierte en una plaga peligrosa, y además muy extendida, para la vid y otros muchos cultivos.

Araña en viña: cómo detectarla y controlarla
Adulto de araña amarilla. Fuente: Jose Manuel Llorens.
Araña en viña: cómo detectarla y controlarla
Daños provocados por araña roja.

Araña en viña: la pesadilla para los viticultores.

Los ácaros son especialmente peligrosos para la viña, puesto que, desgraciadamente, sus efectos no se limitan a la muerte de los tejidos foliares, sino que, si se dan las circunstancias atmosféricas adecuadas, pueden llegar a provocar graves defoliaciones.

De las más de 1.200 especies de ácaros existentes en el mundo, las más dañinas para el cultivo de la vid son las de la familia de los tetraníquidos, en concreto la araña roja (Tetranychus urticae) y la araña amarilla (Eutetranychus carpini).

Estos son los principales daños que provoca la araña en vid:

  • Decoloración en las hojas que provoca una disminución de la capacidad para hacer la fotosíntesis.
  • Aumento anormal de la transpiración.
  • Se reduce el crecimiento de la planta.
  • A medida que los daños aumentan, las hojas se vuelven cada vez más amarillas, llegando a producirse necrosis a consecuencia de la pérdida de savia.
  • En los casos más graves esta plaga puede llegar a provocar la defoliación completa de la cepa, por lo que el fruto no llega madurar del todo y, en consecuencia, la uva presenta un déficit de calidad enológica.

     

                                    Daños provocados por araña amarilla en viña. Fuente: Jose Manuel Llorens.   

 

                                    Adulto de araña roja y puesta. Fuente: Jose Manuel Llorens.

En nuestro ebook Ácaros tetraníquidos: como controlar y prevenir estos artrópodos encontrarás todo lo que debes saber sobre estas plagas, tipos más frecuentes y los métodos más actuales y eficaces para hacerles frente.

Ciclo biológico de la araña según el clima

El ciclo biológico de las arañas (sean rojas o amarillas), se divide en 4 estados de desarrollo: huevo, larva, dos estadios ninfales (protoninfa y deutoninfa) y adulto.

Las arañas pasan el invierno en forma de huevos, de color ámbar o anaranjado, los cuales son depositados alrededor de las yemas y las cicatrices foliares. En primavera es cuando se produce la colonización de la hoja de la vid, siempre de forma ascendente: comienza por la parte inferior y, a medida que van alimentándose y reproduciéndose, llegan hasta las hojas que están más tiernas.

Un aspecto diferencial de la araña roja en viña en comparación con la araña amarilla es que tiene una alta tendencia agregativa, por lo que suele desarrollar sus colonias en el envés de las hojas. Allí las arañas desarrollan una abundante telaraña que las protege contra sus depredadores y ante las inclemencias atmosféricas.

                                   Ninfas araña amarilla. Fuente: Jose Manuel Llorens.

Aunque siempre depende de la climatología, siendo la temperatura óptima entre 30-32 ºC,  la araña amarilla en viña puede tener de 8 a 15 generaciones al año, mientras que la araña roja no llega a la decena.

Cómo detectar la presencia de araña en la vid

Conocer los efectos de las arañas sobre la vid y otras plantas es fundamental para poder detectarlas tempranamente y actuar con rapidez. Los siguientes síntomas nos deben poner en alerta sobre la posible presencia de estos diminutos insectos:

  • Decoloración de las hojas a causa de las picaduras.
  • Puntos amarillos en las venas más gruesas de las hojas y en la parte central.
  • La planta puede amarillearse por completo, debido a la falta de clorofila.
  • Pérdida de las hojas de forma prematura, sobre todo si sopla viento seco.
  • Pequeños puntos rojizos localizados en el envés de las hojas.
  • Aparición de finísimas telarañas.
  • Los propios ácaros pueden llegar a verse en forma de pequeñas manchas rojas,  pudiendo incluso apreciarse un ligero movimiento.

Cómo controlar la araña en viña

Las primeras medidas que debemos tomar contra la araña en vida son de prevención, siendo recomendables medidas culturales y, especialmente, el control biológico, a través de la introducción o mantenimiento de sus depredadores naturales.

Depredadores naturales

Las estrategias de control biológico de la araña vid consisten en el mantenimiento de  poblaciones de algunas especies de fitoseidos en los cultivos, como el Neoseiulus californicus (McGregor) o el Phytoseiulus persimilis (Athias-Henriot).

Cómo aplicar los tratamientos químicos para eliminarla

Es importante considerar que la araña de la vid completa su ciclo biológico muy rápido y tiene una gran capacidad de adaptación a las condiciones del medio, lo que se traduce en la creación de resistencias a los fitosanitarios. Por este motivo, para que el control químico sea efectivo es imprescindible:

  • Usar acaricidas con diferentes modos de acción.
  • En el caso de que existan varios focos de infección, tratar toda la parcela.
  • Cubrir bien toda la planta con el producto fitosanitario elegido, asegurando que llegue al envés de las hojas.
  • En el caso de fuertes ataques, repetir el tratamiento en función de la persistencia del producto.
  • Realizar como máximo dos aplicaciones por campaña.
  • Tener en cuenta si el producto utilizado es ovicida, o controla formas móviles.

Tratamientos Certis

En el catálogo de Certis contamos con dos acaricidas ya registrados para su uso en vid con unas características toxicológicas y un comportamiento medioambiental favorable, por lo que son totalmente compatibles con programas de producción integrada y de sostenibilidad:

AWARD®, acaricida compuesto por 6,24% de Fenpiroximato y 3,12% de Hexitiazox (P/V), de gran eficacia sobre todo el ciclo de los ácaros tetraníquidos. Además de en viña, se encuentra registrado en limonero, naranjo, frutales de pepita, uva de mesa, tomate y berenjena. Actúa muy bien sobre todas las fases de la plaga: huevos, larvas, ninfas y adultos. Esto se traduce en una persistencia del tratamiento muy buena, interesante en condiciones favorables para el desarrollo de la plaga (temperaturas elevadas y clima seco).

Su aplicación se produce por pulverización foliar, mojando bien tanto el haz como el envés de las hojas cuando se alcancen entre 1 y 3 formas móviles por hoja. Este producto está autorizado para araña roja a una dosis de 1,2 L/ha.

NISSORUN® /CESAR®

Acaricidas pertenecientes al grupo químico de las tiazolidinacarboxamidas. Actúan como reguladores del crecimiento frente a los principales tetraníquidos. Presentan una eficaz acción ovicida, larvicida y ninficida, inhibiendo la síntesis de quitina de las especies sensibles, conjugando una gran eficacia junto con una gran selectividad frente al ecosistema. Reducen de forma positiva la población de ninfas y adultos en la siguiente generación, y cortan el ciclo de desarrollo del insecto con un efecto duradero.

Son altamente selectivos sobre Coccinella septempunctata, Apis mellifera, Stethorus punctillum, Syrphus, Aphidoletes aphidimyza y Chrysopa sp..

De este modo, por sus características toxicológicas y comportamiento medioambiental, reúnen las condiciones adecuadas para ser empleados en las actuales estrategias de Producción Integrada para la lucha contra las plagas.

Muy pronto, nuestro acaricida DINAMITE® podrá ser utilizados para el control y eliminación de la araña en viña, puesto que estamos en proceso de ampliación de su etiqueta de uso. Si quieres tener un conocimiento más completo de los tratamientos de Certis para tus viñedos, te invitamos a descargar nuestra Guía de Insecticidas para la vid.