Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Bioestimulantes, incluidos en el Reglamento (UE) 2019/1009 sobre productos fertilizantes

El 15 de julio de 2019 se publicó el nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes, es la primera vez que en un reglamento se define, de manera oficial y consensuada, que es un Bioestimulante, quedando reflejado en la Categoría Funcional de Productos 6 (CFP 6 – Bioestimulantes de las plantas).

Inmaculada Marín, Regulatory Affairs Officer en Certis España.

Dicho reglamento define los Bioestimulantes como sustancias y/o microorganismos cuya función es la de estimular los procesos naturales que mejoren o beneficien la absorción de nutrientes, la eficiencia de los mismos, la tolerancia al estrés abiótico y la calidad del cultivo.

Cabe destacar que, aunque este reglamento se publicó en julio, el mismo no entrará en vigor hasta el 2022.

Descarga del Nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes  aquí.

Para conocer más acerca que es un Bioestimulante y conocer más detalles de este Reglamento, entrevistamos a Inmaculada Marín, Regulatory Affairs Officer en Certis España, para hablar sobre este tema en profundidad.

1. ¿Por qué regular los Bioestimulantes en un reglamento a nivel europeo?

Parece difícil de creer, pero, la mayor novedad que presenta este nuevo Reglamento es que por primera vez se define, de forma oficial y consensuada, el término “producto Bioestimulante” y aquellas funciones que aportan.

El Real Decreto español de fertilizantes no reconoce el término Bioestimulante, sin embargo, si viene recogida su definición en el grupo 4, “otros abonos y productos especiales”, algo confuso ¿verdad? Pues bien, el caso español no es aislado, lo mismo ocurría en otros estados miembros de la UE, variando la definición de las funciones de los Bioestimulantes.

La gran cantidad de legislaciones nacionales, adoptadas por los diferentes estados miembros, provocaba cierta confusión en el sector: fabricantes, agricultores y/o distribuidores, entre otros, por no quedar claramente definido en ninguno de los marcos actuales las funciones de los mismos.

Por ello era muy necesario la elaboración de este Reglamento con un marco regulatorio férreo y de calidad que permita garantizar la seguridad, efectividad, eficiencia etc, de dichos productos en el mercado, donde viene establecido un procedimiento armonizado para la autorización de los Bioestimulantes.

Toda la regulación con respecto a los Bioestimulantes se recoge, por tanto, en Reglamento (UE) 2019/1009, el cual entrará en aplicación el 16 de julio de 2022.

2. ¿Qué funciones tienen los Bioestimulantes?

Cada producto Bioestimulante puede estar formulado de forma diferente para provocar efectos diversos en los cultivos, según necesidades concretas de cada productor. Algunas de las principales funciones de los Bioestimulantes son:

  • La mejora de la eficiencia en el uso y asimilación de los nutrientes.
  • Incrementan la tolerancia de los cultivos al estrés abiótico.
  • Mejora la calidad de los cultivos.
  • Mejora la disponibilidad de los nutrientes insolubles en el suelo.

3. ¿En qué se diferencia un Bioestimulante de un fertilizante? ¿Y de un fitosanitario?

Actualmente, los fertilizantes vienen definidos y se regulan según el Reglamento 2003/2003 y Real Decreto 506/2013. Un fertilizante es una sustancia, mezcla, microorganismo o cualquier otro material aplicado con el fin de proporcionar nutrientes o mejorar la eficiencia nutricional de los vegetales o de los hongos. Sin embargo, un Bioestimulante, como hemos dicho con anterioridad, es un producto que estimula los procesos de nutrición de las plantas, independientemente del contenido de nutrientes del producto.

Por el contrario, tenemos los fitosanitarios, regulados por el Reglamento 1107/2009. Los fitosanitarios son sustancias o mezclas de sustancias destinadas a prevenir, evitar, destruir, atraer, repeler o combatir cualquier plaga o enfermedad. En este caso, estamos hablando de productos como, por ejemplo: insecticidas, acaricidas, molusquicidas, rodenticidas, fungicidas, herbicidas, nematicidas o bactericidas.

4. ¿Dentro de que reglamento vendrán regulados los Bioestimulantes y cuál es la fecha prevista para su aplicación?

Los Bioestimulantes vendrán regulados dentro del artículo 47 del Reglamento (UE) 2019/1009. Exactamente, en una de las modificaciones del artículo 3 del Reglamento (CE) Nº 1107/2009, donde quedará incluida la definición de “Bioestimulante de plantas”.

Cabe destacar que, con la aplicación de este Reglamento, se pretende facilitar la libre circulación de fertilizantes Bioestimulantes por la Unión Europea. El objetivo es alcanzar una armonización en todo el territorio. Sin embargo, esta armonización será parcial; ya que el Reglamento europeo no deroga los reglamentos nacionales. Por tanto, aquellos países que así lo decidan, seguirán teniendo en vigor sus normas nacionales con respecto a estos productos.

No obstante, siempre y cuando un producto fertilizante sea evaluado bajo los criterios establecidos y cumpla con el nuevo Reglamento (UE) 2019/1009, tendrá asegurada su libre circulación por cualquier país de la UE. El Reglamento será aplicable en su totalidad a partir 16 de julio de 2022, coincidiendo con la derogación del Reglamento CE nº 2003/2003.

5. ¿Qué deben tener en cuenta los productores a la hora de comercializar estos productos? ¿Qué cambios va a suponer y cómo debemos adaptarnos?

Algunos puntos que hay que destacar del Reglamento en cuestión, podrían ser los nuevos requisitos de etiquetado, controles de calidad y trazabilidad, así como evaluación de la conformidad. Por ejemplo:

  • Se debe indicar y demostrar las propiedades concretas con las que se le relacionan los Bioestimulantes, además de la evaluación del proceso de calidad.
  • Es necesario una autorización para su comercialización, la emisión de una certificación por parte de una Entidad acreditada.
  • Se realizarán evaluaciones de conformidad con el proceso de fabricación del producto, dichas evaluaciones vienen fijadas según la naturaleza del producto a inscribir.
  • El etiquetado debe realizarse de forma más detallada y completa.
  • La composición tendrá unos límites de contaminantes más estrictos.
  • Las materias primas que se utilizan deben estar autorizadas por el nuevo Reglamento.

¿Te quedan dudas sobre afectará al desarrollo de la industria en los próximos años? Ponte en contacto con Certis España para resolverlas con un profesional experto en esta materia.