Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Botrytis en pepino: síntomas y soluciones para controlar la enfermedad

La Botrytis en pepino es una de las enfermedades más dañinas a las que se tienen que enfrentar los agricultores. Conocer las medidas de prevención y control que existen es fundamental para reducir en todo lo posible los contagios por este hongo patógeno, y así limitar los daños en el caso de contagio.

Podredumbre en pepino provocado por Botrytis. Fuente: hortomallas.com
Hojas de pepino infectadas por Botrytis. Fuente: hortomallas.com

En el siguiente artículo explicaremos como afecta la Botrytis en pepino, qué síntomas presenta, cuál es su incidencia y cuáles son los daños que produce, además de conocer las soluciones más eficientes que existen para combatirla.

¿Qué es la Botrytis en pepino?

La Botrytis cinerea, llamada de manera popular moho gris o podredumbre gris, afecta a distintos tipos de cultivos, siendo en cultivos hortícolas, uva y fresa donde más daños ocasiona.

El principal daño que ocasiona es la necrosis a la que da lugar en los tejidos que infecta.

La Botryitis cinerea encuentra un adecuado entorno para propagarse en climas de características suaves y que tienen una alta humedad ambiental, como por ejemplo los invernaderos. Su capacidad de propagación es muy elevada, lo que hace que en poco tiempo se pueda echar a perder una extensión amplia de cultivo.

Características sobre cómo actúa.

La Botrytis se caracteriza por su gran cantidad de esporas asexuales (también conocidas como conidios). Los conidios son de forma ovalada y se sitúan en el extremo de conidióforos largos, de color gris y muy ramificados.

Durante los meses más fríos, la Botrytis se mantiene en estado de hibernación en el suelo adoptando la morfología de pequeños nódulos (esclerocios o micelios), creciendo sobre las plantas que se encuentran en proceso de descomposición.

Cuando el clima es húmedo, libera sus conidios para que el viento los disperse.

La forma de actuación de este hongo es mediante conidios germinados, que se introducen en los tejidos de las plantas sanas, por los espacios que han dejado la acción de los insectos, y por condiciones climatológicas adversas, como el granizo. También, por aquellos que surgen cuando se realiza una poda de manera inadecuada.

A temperaturas bajas el patógeno muestra actividad, llegando a causar pérdidas considerables en las cosechas que se han mantenido almacenadas durante un largo periodo de tiempo.

En aquellas plantas débiles, que presentan alguna herida causada por insectos, podas o granizadas, son un canal ideal para que las esporas germinadas entren en el interior de la planta. Es por ello que hay que prestar especial atención en los cultivos, ya que una vez que se infecten con la Botrytis, ésta se propagará con gran facilidad. Es importante que si observas alguna herida en tus plantas actúes con rapidez.

Síntomas de Botrytis en el cultivo del pepino

Los efectos de la Botrytis son visibles con facilidad, ya que las pudriciones de los frutos son evidentes. Otros síntomas del contagio son las manchas foliares o la podredumbre de los tallos, los bulbos y las raíces. También resulta muy característica la capa de moho que cubre los tejidos que se han visto afectados. Aquellas partes de los frutos que adquieren una tonalidad oscura se reblandecen y acaban muriendo.

Métodos de control y prevención de la Botrytis en pepino

Además de la prevención, entre las prácticas recomendadas para evitar la Botrytis en pepino está la de asegurarse de que en los invernaderos las condiciones de ventilación sean las más idóneas. Es imprescindible, también, evitar el exceso de humedad en el aire, para impedir que el agua del ambiente permanezca en las hojas o sobre la superficie de los propios pepinos.

Junto a estas prácticas es imprescindible desarrollar otras acciones de control, como las soluciones que aporta Certis, empresa líder en el desarrollo, registro, producción y comercialización de productos fitosanitarios, tanto convencionales como Bio-racionales:

ARMICARB®:  fungicida de contacto con acción preventiva, exento de LMR, con un plazo de seguridad de entre cero y un día, lo que nos permite usarlo hasta el momento previo a la cosecha. Además de para prevenir la Botrytis, Armicarb se encuentra registrado para otro tipo de enfermedades como el oídio, monilia, moteado y sarna, en diferentes cultivos.

Se encuentra certificado en agricultura ecológica y biodinámica y es apto para su uso en sistemas de producción integrada.

Descargar folleto

AMYLO-X® WG: fungicida compuesto por la bacteria, Bacillus amyloliquefaciens subsp. Plantarum cepa D-747, destinado al control y supresión de fitopatologías causadas por otras bacterias o por hongos como oídio, Botrytis o esclerotinia entre otras.

Además de controlar estas enfermedades, cabe destacar que entre sus diferentes modos de acción se encuentra su actividad como promotor del crecimiento y como activador del sistema de defensa de la planta. Puede aplicarse solo o en combinación y/o rotación con fungicidas químicos como una herramienta para el manejo integrado de enfermedades. Actúa por contacto por lo que es necesaria una buena cobertura de las partes a proteger y es importante repetir los tratamientos. Es un producto exento de LMR y con un plazo de seguridad de 3 días, lo que nos permite usarlo hasta el momento previo a la cosecha.

Se encuentra certificado en agricultura ecológica y biodinámica y es apto para su uso en sistemas de producción integrada.

Descargar folleto

¿Te interesa saber cómo aplicar estos productos?. Contacta con nuestros técnicos o bien visita nuestra web www.certiseurope.es.