Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Carpocapsa: cómo controlar esta polilla en frutales de pepita

La Carpocapsa o Cydia pomonella es un insecto perteneciente al grupo de las polillas que, en la actualidad, constituye la principal plaga de algunos cultivos importantes como son: el manzano, el peral, el nogal y el membrillero. Se la conoce también como polilla del manzano y produce daños irreversibles sobre la fruta, puesto que las larvas se alimentan de su interior, creando galerías que pueden llegar hasta las semillas.

Carpocapsa: cómo controlar esta polilla en frutales de pepita

¿Qué es la Carpocapsa o polilla del manzano?

La Carpocapsa es un lepidóptero de la familia Tortricidae. En sus primeras etapas es una pequeña polilla, pero al transformarse en adulto se convierte en una mariposa que tiene una longitud de entre 15 y 22 mm. Por lo general, el tamaño de los machos es más pequeño que el de las hembras.

El problema para los cultivos lo constituyen las larvas, que recién nacidas apenas miden 1,4 mm y son de color blanco, con la cabeza negra y tienen una gran movilidad, por lo que puede desplazarse con rapidez hacia el fruto, penetrar en los mismos e irse alimentando de su interior. En el momento de máximo desarrollo, la larva puede llegar a medir 20 mm.

Ciclo biológico de la Carpocapsa

La Carpocapsa (Cydia pomonella) tiene una media de 3 generaciones al año. Pasa el invierno en estado de oruga y suele localizarse en las ranuras del tronco y las ramas de los árboles. En el momento en que las condiciones son las apropiadas, normalmente en el mes de marzo, la oruga se convierte en crisálida. Esta etapa suele durarunos 20-30 días, dependiendo de las condiciones climáticas, y a partir de la segunda quincena de abril se inician los vuelos en los adultos. La primera y segunda generación de carpocapsa ocurren en primavera en nuestras condiciones climáticas, mientras que la tercera ya es en verano (Julio o Agosto, según zonas).

¿Qué daños provoca en los frutales?

Como hemos comentado, el peligro de la Carpocapsa se encuentra en las larvas, que son las que dañan los frutosde forma irreversible, pudiendo hacer perder la totalidad de la cosecha.

Los síntomas se hacen visibles cuando las larvas penetran en manzanas, peras y otros frutos, ya que dejan un orificio rodeado de un halo rojizo y una especie de serrín en la entrada. Este es pequeño y claro cuando solo hace unos días que la larva ha penetrado en el fruto, haciéndose más voluminoso y oscuro a medida que pasan los días y la larva se desarrolla. En ocasiones observamos la caída prematura de los frutos dañados.

Quizá te interese este vídeo explicativo de CIDETRAK® CM MESO, donde se incluyen testimonios de personas que lo han usado en sus fincas.

Cidetrak CM Meso - YouTube

DELFIN® es un insecticida de origen natural, a base de Bacillus thuringiensis KurstakiCepa SA-11, indicado para el control de orugas de lepidópteros en diferentes cultivos, con buena eficacia para el control específico de Carpocapsa.

Gracias a su exclusivo proceso de formulación conseguimos la mayor concentración de producto técnico, el menor tamaño de cristal del mercado, una elevadísima concentración de esporas y de toxinas específicas que afectan a multitud de especies de lepidópteros. Además, su formulación le aporta resistencia a la radiación ultravioleta, una excelente suspensibilidad y una prolongada persistencia.

El momento de aplicación de DELFIN® es coincidiendo con el inicio de la eclosión de los huevos. Actúa por ingestión, cuando las larvas empiezan a alimentarse. Al ser un producto ecológico y sin plazo de seguridad se puede emplear en momentos próximos a la recolección sin riegos de que aparezcan residuos.

Tratamientos convencionales

MIMIC® es un insecticida convencional específico para el control de lepidópteros. Actúa principalmente por ingestión, como acelerador de la muda. Al ser un IGR, posee efecto colateral sobre la fase larvaria de otras especies distintas de lepidópteros, como los dípteros.

El momento de aplicación coincide aproximadamente con la aparición de las larvas neonatas o eclosión de huevos de la primera generación de Carpocapsa. Se aconseja el tratamiento a partir de las primeras capturas. En caso de vuelos prolongados o presión elevada de plaga, repetir el tratamiento a los 14 días.

Si desea conocer más acerca de estos productos consulte a nuestro departamento técnico o bien visite nuestra web donde podrá encontrar más información.