Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Cómo combatir el cotonet de Sudáfrica en tus cítricos

El cotonet de Sudáfrica, también conocido como cochinilla algodonosa, es una plaga de origen, como indica su nombre, sudafricano, que desde hace aproximadamente una década se ha introducido en España, afectando especialmente a los cultivos de cítricos de la Comunidad Valenciana. Sus daños son potencialmente muy graves, puesto que, de no controlarse a tiempo, esta plaga puede provocar una espectacular disminución del tamaño de los frutos, convirtiéndolos en “frutos enanos” sin valor comercial.

¿Qué es el cotonet de Sudáfrica o Delottococcus aberiae?

Su nombre científico es Delottococcus aberiae y se trata de la última plaga de insectos que, desde Sudáfrica, se ha acabado introduciendo también en los cítricos españoles. A diferencia de los daños producidos por otros pseudocóccidos, con los que puede confundirse en los primeros estadios, los daños que puede llegar a provocar el cotonet son de extrema gravedad, por su capacidad por deformar las dimensiones del fruto, hasta hacerlo tan pequeño que no puede comercializarse. Por lo tanto, puede echarse a perder toda la cosecha.

El ciclo de vida de la cochinilla algodonosa de origen sudafricano es el siguiente: se trata de un insecto que se encuentra activo durante el primer tercio del año, alcanzando su máximo número poblacional durante el mes de junio.

Las hembras adultas de Delottococcus aberiae presentan forma ovalada (de 2,5 a 5 mm de longitud y de 2 a 3 mm de anchura). En lo que respecta al color, este puede ser muy variable: encontrándose individuos desde tonos grisáceos hasta rojizos, algunos de ellos cubiertos por una capa cerosa blanquecina.

Una de las características diferenciales de la morfología de estos insectos es que presentan, en el borde del cuerpo, 18 filamentos laterales, de los cuales el último par de filamentos anales es un poco más largo que el resto, abarcando ¼ parte de la totalidad del cuerpo del insecto.

La principal forma de contagio de la cochinilla algodonosa es a través de utensilios o personas, pudiendo pasar varios años desde su introducción en la parcela de cultivo hasta que llega a convertirse en plaga.

Normalmente, esta peligrosa plaga se detecta con la caída al suelo de la fruta, o al observarse en la cosecha frutos deformados o de un tamaño muy reducido. Una observación más minuciosa nos permite encontrar los insectos en los frutos, la zona del cáliz y en hojas, tronco y ramas.

Daños que provoca en cítricos

Las últimas campañas de cítricos de la región valenciana y el resto de la península han estado marcadas por una gravísima afectación del cotonet de Sudáfrica, situación que los expertos prevén que se agrave aún más en los próximos años.

Los daños directos provocados por el cotonet en cítricos se producen a consecuencia de la succión de la savia de los cultivos por parte del insecto, lo que conlleva al debilitamiento del árbol y a la deformación de los frutos, o bien a la significativa reducción de su tamaño.

El problema de esta plaga se complica aún más porque también puede acarrear daños indirectos, originados por la excreta de melaza que, al servir como sustrato al hongo negrilla (otro gran enemigo de los cítricos), favorece su atracción y desarrollo.

Son pocos los productos fitosanitarios usados en aplicaciones foliares que presenten buenas eficacias frente al cotonet de Sudáfrica. Por otro lado, las nuevas técnicas basadas en difusores de atracción y eliminación de la plaga a base de feromonas o la suelta de enemigos naturales todavía no están suficientemente establecidas, ni tampoco se ha comprobado, de una forma contrastada y cuantificada, su verdadera eficacia

Todas las variedades de cítricos son susceptibles de sufrir el ataque de este insecto. No obstante, los tipos de daños varían en función de la variedad. Por ejemplo, el principal daño sobre los clementinos es la disminución del tamaño del fruto, mientras que en el grupo Navel lo más habitual es que se produzcan deformaciones o abultamientos alrededor del pedúnculo.

Tratamiento para cotonet en cítricos: Mospilan Max de Certis

MOSPILAN® MAX es un insecticida del catálogo de Certis, basado en Acetamiprid 20% p/p (200 g de materia activa por Kg de producto), muy eficaz para neutralizar las plagas de cochinillas en los cítricos.

Actúa por contacto e ingestión y, además de contra el cotonet de Sudáfrica, actúa también sobre un amplio espectro de insectos perjudiciales para los cultivos: hemípteros, lepidópteros, dípteros y coleópteros, entre otros.

Su eficacia radica en que consigue alterar el funcionamiento del sistema nervioso de las plagas. Otra de sus ventajas es que es aplicable tanto a los cultivos al aire libre como en invernadero. Además, es compatible con otros fungicidas e insecticidas y tiene actividad translaminar y sistémica, lo que le garantiza un gran efecto de choque y una buena persistencia en el cultivo.

En Certis trabajamos continuamente para ofrecer soluciones innovadoras y respetuosas con el medioambiente, que sean capaces de satisfacer las necesidades actuales de los agricultores.

Si necesitas más información, sobre toda la gama de productos insecticidas y acaricidas de Certis,  descarga nuestra Guía de uso de insecticidas-acaricidas Certis en cítricos