Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

¿Cómo combatir los pulgones en los frutales de hueso?

Una de las principales plagas en los frutales de hueso son los pulgones y la primavera es una época muy propicia para la aparición de esta plaga. En el siguiente post te explicamos qué especies son más comunes y qué productos Certis puedes usar para controlar el pulgón en los frutales.

¿Cómo combatir los pulgones en los frutales de hueso?
Enrollamiento de las hojas. Síntomas de la presencia de pulgones.

Los pulgones suelen situarse en el envés de las hojas, donde succionan la savia, provocando un enrollamiento de la hoja, quedando muy protegidos de los tratamientos fitosanitarios.

Otra sintomatología característica de esta plaga es la producción de melaza, que produce la aparición de negrilla que recubre la superficie de la hoja, impidiendo la normal transpiración de la hoja, provocando defoliaciones y necrosis en la planta.

¿Cuáles son los pulgones en frutales de hueso más comunes?

  • Pulgón verde (Myzus persicae)

Es el pulgón en frutales más común en el melocotón, y suele también atacar a frutales como el ciruelo, el almendro, el albaricoquero o el cerezo. Actualmente se conocen más de 40 especies de vegetales hospedantes de este insecto.

El ciclo biológico de este pulgón es holocíclico. Tiene hospedantes primarios y especies de distintos géneros, a los que se trasladan las hembras para depositar los huevos, estos pasan el invierno y de ellos salen en primavera las hembras fundadoras ápteras, que darán origen a adultas aladas.

                                                     Detalle de Myzus Persicae

En lo que respecta a medidas preventivas y culturales, se aconseja lo siguiente:

  • Abonar de forma equilibrada y evitar exceso de abono nitrogenado.
  • Estar vigilando constantemente que no haya ningún tipo de roturas en los plásticos.
  • Es importante no abandonar los cultivos cuando está finalizando el ciclo.

                                   Aspecto de melocotonero afectado por pulgón

  • Pulgón harinoso (Hyalopterus amygdali)

El otro pulgón en frutales más común (Hyalopterus amygdali) es polífago y afecta especialmente a diversas especies del género Prunus. Puede tener como huésped primario el almendro, pero los meses de más calor se desplaza a otras plantas huéspedes (ciclo dioico).

Durante la primavera se da el periodo más crítico, esto se da cuando se detectan las primeras colonias en el envés de las hojas y el estado más vulnerable de esta plaga se da cuando la población es baja antes que las hembras virginíparas formen sus primeras colonias.

Pero ¿qué pasa en las épocas de invierno y primavera?. En invierno, es importante valorar el nivel de puesta y durante la primavera se debe tener en consideración el posible daño que deriva de la producción de melaza, por eso aquí es donde se debe estar vigilando la aparición de las primeras colonias.

Con respecto a las medidas de prevención y culturales, se debe realizar abonos que estén equilibrados evitando excesos de nitrógeno y la poda en verde para eliminar los famosos chupones.

                                        Descarga nuestra guía para cultivos y frutales

¿Cómo controlar el pulgón en frutales?

En Certis disponemos de tres productos insecticidas registrados en frutales para el control de pulgones. Te los detallamos a continuación:

BOTANIGARD®

Insecticida con nuevo registro en pulgón con interesante efecto en trips en frutales de hueso en floración. Contiene varias esporas vivas del hongo B que actúa por contacto mediante acción mecánica destruyendo la cutícula de los insectos, provocando su deshidratación y absorbiendo los nutrientes del interior de sus células.

Botanigard está registrado para el control de mosca blanca, pulgón y araña roja, pero presenta efectos sobre otros insectos plaga.

Botanigard mantiene una concentración de esporas viables muy alta a lo largo del tiempo.

Su uso en el cultivo a la dosis mínima recomendada equivale a una aplicación de más de 20 millones de esporas por cm2 en las hojas, asegurándonos así un contacto directo con la plaga objetivo.

Botanigard está especialmente formulado con un sistema único de transporte coloidal (STC) que protege a las esporas de agresiones externas, lo que mejora notablemente la eficacia de la aplicación.

Las conidias de B. bassiana cepa GHA del Botanigard, ejercen la acción insecticida a través de un proceso que consta de 3 etapas fundamentales: adhesión, germinación – penetración y crecimiento – y colonización (producción de metabolitos).

Si quieres saber más sobre las características, posibilidades y modo de empleo de Botanigard, puedes descargarte gratis nuestro ebook La Cepa GHA: Botanigard y Botanigard 22WP.

En esta completa guía encontrarás toda la información sobre como la Cepa GHA controla plagas tales como trips, ácaros, mosca blanca, pulgón y otros.

 

BREAKER®MAX

Insecticida no sistémico que ejerce su acción por contacto sobre distintos tipos de insectos. Al realizar una aplicación con Breaker Max el producto penetra rápidamente en el insecto, ejerciendo su modo de acción en los canales de sodio del sistema nervioso, y produciendo su muerte a las pocas horas.

Breaker Max contiene extracto de piretrina natural de máxima calidad (4% de piretrina natural pura) y no contiene butóxido de piperonilo. Está formulado con coadyuvantes que cumplen la normativa Reach y que están aceptados en agricultura ecológica.

Tiene un fuerte efecto de choque sobre las plagas y poca persistencia en el cultivo, por lo que es un producto ideal cuando se necesita reducir rápidamente la población de la plaga. Las piretrinas se degradan rápidamente en el cultivo, resultando muy útiles para el control de focos en presencia de frutos maduros.

Es un producto certificado en agricultura ecológica, además de encontrarse registrado como insumo por FiBL pudiendo ser utilizado por los agricultores certificados en Demeter.

Quizá te interese el artículo: Los 11 insecticidas ecológicos de CERTIS

MOSPILAN® MAX

Insecticida formulado a base de Acetamiprid 20% p/p (200 g de materia activa por Kg de producto). Actúa por contacto e ingestión sobre un amplio espectro de insectos perjudiciales para los cultivos, especialmente hemípteros, lepidópteros, dípteros y coleópteros, entre ellos los pulgones, alterando el funcionamiento de su sistema nervioso.

Tiene además actividad translaminar y sistémica, lo que le garantiza un gran efecto de choque y una buena persistencia en el cultivo.

Su materia activa, presenta unas características toxicológicas y un comportamiento medioambiental muy favorable, que hacen de Mospilan Max un producto seguro, en línea con los programas de producción integrada e ideal para su inclusión en programas de gestión de resistencias.

Mospilan Max está recomendado en alternancia con insecticidas de diferente modo de acción. Una estrategia sostenible de pulgón sería alternar acetamiprid con la materia activa sistémica Flonicamida. La estrategia se complementa con las soluciones Bio-racionales explicadas en el artículo: Botanigard y Breaker Max.

Para cualquier información que desees conocer sobre nuestros productos contra el pulgón en frutales no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo técnico o contacte directamente a través de este formulario de contacto.