Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Control de enfermedades en cultivos hortícolas

Diferentes tipos de virus, hongos y bacterias producen enfermedades en las plantas afectando comúnmente a la fotosíntesis, la absorción de agua y de nutrientes lo que repercute directamente en su crecimiento y desarrollo así como en las primeras etapas de la germinación de las semillas.

Botritis en lechuga
Bremia en lechuga
Esclerotinia en lechuga
Oídio en cucurbitáceas

Son tres las condiciones que deben producirse de manera conjunta para que se produzca una enfermedad en plantas: un hospedante susceptible, un patógeno virulento y que las condiciones ambientales sean adecuadas para el proceso de infección y de desarrollo de la patología.

En este artículo hablamos de las enfermedades hortícolas más comunes botritis, esclerotinia, oídio y mildiu y las soluciones que Certis propone para su control y prevención.

Principales enfermedades y sintomatología: Botritis, Esclerotinia, Oídio y Mildiu

Botritis

La Botritis o Podredumbre Gris, es una enfermedad fúngica común en las plantas de invernadero debido a las condiciones de elevada humedad que se producen en ellos, lo que favorece la proliferación de patógenos. Botrytis cinérea afecta tanto a la producción, limitándola de manera considerable, como a la calidad del producto. Flores, frutos, tallos, hojas y brotes nuevos pueden verse afectados por su acción.

Síntomas

Es característica de la Botritis la esporulación de color gris en aquellos órganos que hayan resultado afectados. Este hongo patógeno aprovecha los cortes de poda, las heridas provocadas por diferentes insectos y los pétalos de flores abortadas para penetrar en la planta. Una de las características particulares de la Botritis es que puede encontrarse latente en tejidos muertos de plantas y restos vegetales esperando al momento en el que se den condiciones para el correcto desarrollo, que en este caso son cambios bruscos de temperatura, luz difusa y condensación que puede deberse a la humedad del interior de los invernaderos.

Tras la adhesión y germinación de las esporas sobre la superficie del huésped, el ciclo de infección continúa con la penetración en el tejido vegetal y con el establecimiento del patógeno hasta conseguir la diseminación por toda la el tejido vegetal de la planta y, en poco tiempo, su destrucción.

Esclerotinia

Enfermedad causada por Sclerotinia sclerotiorum, hongo ascomiceto con una amplia gama de huéspedes: tomate, lechuga, escarola, entre otros etc.

Síntomas

Se distinguen claramente los síntomas porque se puede ver sobre la planta una podredumbre blanca, que se extiende de manera progresiva principalmente por los tallos de las plantas herbáceas y por los órganos de almacenamiento. Las lesiones del tallo se producen a nivel de suelo o cerca de las axilas foliares y son ligeramente hundidas, ovaladas o alargadas extendiéndose hacia arriba por el tallo. De aspecto húmedo al principio, las lesiones acuosas se vuelven de color marrón, blancas en el centro, anilladas o localizadas. Los tallos afectados llegan a estar cubiertos por una capa de micelio blanco. La médula central se destruye y el vacio se llena con un micelio blanco que posteriormente se transforma en esclerocios duros y negros de 0,5 a 1,0 cm de largo. Los ápices suelen marchitarse y el tallo se parte o se quiebra a nivel de suelo. Los tubérculos cercanos a la superficie del suelo se arrugan, se oscurecen superficialmente y se tornan acuosos. Posteriormente, las cavidades se llenan de un micelio blanco y esclerocios. Cuando los esclerocios germinan, forman capas miceliales o pequeños apotecios en forma truncada desde los cuales las esporas se transportan por el viento e infectan las hojas, los tallos de muchos cultivos y las malezas de las dicotiledóneas.

Oídio

El oídio, conocido también como cenicilla o blanquilla, es la denominación de una enfermedad producida por varios géneros de hongos ectoparásitos procedentes de la familia de las erisifáceas. Entre los hospedantes más comunes están: el pimiento, el tomate, la endibia, la berenjena, la sandía o el melón y su foco de acción inicial suelen ser los tallos y las hojas jóvenes.

Síntomas

Los síntomas característicos del oídio son su moho blanco ceniciento, que se puede observar en las hojas más viejas de la planta y que pasan a adquirir rasgos cloróticos y, a la postre, necróticos. Entre sus características destaca que pueden permanecer en residuos de cosecha y diseminarse a consecuencia de la acción del viento. El desarrollo del oídio se ve favorecido por las condiciones ambientales de alta humedad pero sin lluvias. La temperatura óptima a la que infectan las hojas es de 27ºC, aunque pueden infectar en un rango que va desde los 10 ºC hasta los 32 ºC.

Mildiu

El mildiu es una enfermedad que afecta a diversas especies de hortícolas, tanto en invernadero como al aire libre. El hongo Phytophthora infestans es el causante de mildiu en patata y tomate, Phytophthora capsici en pimiento, en cucurbitáceas el hongo llamado Pseudoperonospora cubensis, en crucíferas o brasicáceas (brécol, coliflor, col de Bruselas, repollo, col China, berza, colirábano, grelo, nabo, rábano, romanesco…) Peronospora parasítica. En lechuga y alcachofa el hongo causante es Bremia lactucae y en plantas bulbosas o cultivos de liliáceas, como la cebolla, Peronospora destructor.

Síntomas

Los síntomas más característicos de la enfermedad es la formación de una pelusilla blanquecina en el envés. En la zona afectada en el haz se pueden apreciar manchas amarillas y anaranjadas que se necrosan y desecan. En los tallos también se pueden apreciar daños de aspecto pardo grisáceo.

Control y prevención de estas enfermedades con fungicidas Certis

AMYLO-X® WG es un fungicida - bactericida de origen natural basado en la rizobacteria Bacillus amyloliquefaciens subp. plantarum (cepa D747), ejerce su efecto sobre distintas especies de hongos y bacterias que afectan a numerosos cultivos hortícolas y leñosos.

Este fungicida-bactericida de triple acción, ofrece un control excelente de distintas enfermedades provocadas por hongos y bacterias. Concretamente en hortícolas lo hace sobre oídio, botritis y esclerotinia.

La rizobacteria Bacillus amyloliquefaciens subp. plantarum cepa D747 es resistente a altas temperaturas y a un amplio rango de pH y puede colonizar tanto la superficie foliar de las plantas como el sustrato.

AMYLO-X® WG, se encuentra registrado para su uso en una gran cantidad de cultivos hortícolas (acelgas, alcachofas, lechugas, tomate, pimiento, etc.), así como para una gran cantidad de cultivos leñosos y cultivos menores.

Es un producto certificado en agricultura ecológica y biodinámica. Además, está exento de LMRs.

ARMICARB® es un fungicida de contacto con acción preventiva y curativa para el control de oídio, botritis en hortícolas.

Su ingrediente activo es de origen mineral y es extremadamente común en la naturaleza. Su modo de acción es múltiple, atacando desde diferentes puntos, de tal manera que se garantiza una prevención y control de los hongos fitopatógenos sin generar resistencias.

Es un producto no residual, lo que permite aplicaciones compatibles con estrictos programas de cosecha, pudiendo incluso aplicarse hasta 1 día antes de recolección.

Es un producto certificado en agricultura ecológica y biodinámica. Además, está exento de LMRs.

KDOS® es un fungicida a base de hidróxido cúprico con una formula patentada y diferenciada que incluye dos fuentes de cobre: cristales de cobre (cobre fijo) que aporta el control residual y micropartículas de cobre BioActiveTM que le aporta el efecto de choque. La tecnología BioActiveTM permite la liberación de Cu2+, un transporte efectivo de iones Cu2+ hacia el patógeno objetivo y una buena selectividad para el cultivo.

KDOS® está dotado de un eficaz control preventivo sobre numerosos hongos patógenos.  En cultivos hortícolas está registrado contra mildiu, alternaria, bacteriosis y antracnosis.

Es un producto certificado en agricultura ecológica y biodinámica.

BROCHA® es un fungicida sistémico, translaminar, con acción protectora, curativa y erradicante, controla numerosas enfermedades fúngicas. Pertenece al grupo químico de las estrobirulinas y, mediante la inhibición de la respiración mitocondrial, inhibe la producción y germinación de las esporas y el crecimiento del micelio.

Se encuentra registrado para una gran variedad de hortícolas, siendo muy eficaz contra oídio, mildiu, alternaria, cladosporiosis, didymella, roya y antracnosis entre otros.

ACTUM® es un fungicida compuesto de la mezcla de dos materias activas Boscalida y Kresoxim-metil, dos sustancias con modo de acción diferente, especialistas en el control de oídio. La Boscalida inhibe la producción de energía y la síntesis de aminoácidos esenciales, deteniendo la formación de componentes celulares necesarios para el crecimiento del hongo. Por su parte, el Kresoxim-metil inhibe la respiración mitocondrial, lo que reduce los niveles de ATP necesarios para mantener las funciones celulares del hongo.

Este doble modo de acción de ACTUM® proporciona una excelente actividad en el control del oídio en cucurbitáceas, así como una extraordinaria persistencia. Igualmente la combinación de los dos principios activos, con diferente modo de acción, es una herramienta importante en la prevención de resistencias.

 

Para más información no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo técnico.