Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

El reto de sustituir al Clorprofam. BioX-M una alternativa segura y efectiva

El año 2019 ha supuesto el inicio de un cambio en el modo de manejar el almacenamiento de las patatas, tanto en fresco como en industria, debido a la desaparición del Clorprofam (CIPC). El CIPC ha sido un arma que ha permitido manejar diferentes variedades de patatas, arranques, usos, cultivadores, con una alta eficiencia. Con su desaparición se nos plantea la necesidad de buscar alternativas a la altura, en un mercado como el del norte de España, donde conviven usos diferentes y competidores externos potentes. Ahora mismo es el tema más discutido en el sector de la patata, y esto también significa que Biox-M se presente como una de las escasas alternativas en el mercado español.

Visitado los ensayos realizados por el WUR (Wageningen University Research)
Visitado los ensayos realizados por el WUR (Wageningen University Research)
Visitado los ensayos realizados por el WUR (Wageningen University Research)
Viaje a Holanda para visitar los almacenes de patata donde estaban usando BioX-M

Primera introducción comercial de BioX-M y estudio de resultados

La primera introducción comercial de BioX-M para el tratamiento en el almacenaje de patatas fue lanzado en la temporada de arranque de 2019 en la zona patatera del norte de España (Castilla y León, País Vasco, La Rioja, Galicia…). Sin duda, el lugar, momento y mercado perfecto para mostrar los resultados positivos de BioX-M.

BioX-M lleva registrado en España desde hace años, pero el mercado nunca probó el producto, excepto el cultivo ecológico. No obstante, ante la desaparición del CIPC, BioX-M se presentaba como una de las escasas alternativas en el mercado español para la brotación de la patata.

Por tanto, se desarrolló un plan de trabajo que comenzó en agosto de 2019, para testarlo e implementar una serie de pruebas en almacenes en condiciones reales, tanto en fresco como en industria, con productores que buscaban una alternativa al ClPC. Certis colaboró con PEPSICO, nuestros distribuidores ABIOMED y TERRASTAR  y otros clientes y partes interesadas.

Todas las partes implicadas mostraron una elevada profesionalidad, interés y compromiso, haciendo un seguimiento completo del tratamiento de BioX-M, desde el cierre en el almacén, hasta la venta. Responsables del equipo de Certis han visitado los almacenes, comprobando y anotando en cada uno de ellos, los datos que nos permitiesen determinar la mejor manera de aplicar BioX-M.

Procedimiento de aplicación del BioX-M

Finalmente, y en base a los resultados, hemos elaborado un procedimiento interno con un manual de aplicación y una check-list, donde se ha anotado todo aquello relacionado con el tratamiento (maquinaria, almacén, variedad de patatas, etc). También hemos incluido un fichero gráfico (imágenes y vídeos). Y, además, un archivo documentado con los comentarios de todas las partes implicadas.

En este proceso, hemos tenido que adaptarnos a la situación de cada almacén (granel, cajones…). Y a la situación del desarrollo de la recolección y entregas (temperatura elevada, humedad, retrasos en el llenado del almacén, almacenes poco preparados...).

Además, en el norte de España hay una particularidad añadida, la alta presión de brotación durante los primeros meses de almacenamiento. Esto es debido a las altas temperaturas de final del verano e inicio del otoño, que oscilan entre 18-20 ºC; mientras que se requiere de 10-15 días de plazo, para bajar la temperatura a los niveles de inicio de tratamiento a 10-12 ºC. Debemos tener presente que en España no se usa hidracida maleica, lo que ayudaría a limitar esa brotación temprana en almacén.

Afortunadamente, BioX-M es el producto perfecto para estas condiciones de brotación temprana. El producto es curativo y controla los brotes aparecidos, incluso con desarrollos importantes (>5mm).

Diferentes aplicaciones de BioX-M según particularidades del producto

Como en todos los inicios, ha habido alguna incidencia relacionada con las particularidades del BioX-M. Por ejemplo, en las especificaciones de recepción de mercancía de las fábricas de frito. En este caso, nos hemos visto obligados a generar nuevas recomendaciones sobre el modo y el lugar de tratamientos en los almacenes. Este aspecto sigue siendo un tema muy importante en el que tenemos que estar atentos y en continua comunicación con los procesadores y usuarios finales.

Todos los almacenistas de patatas están satisfechos con el funcionamiento de BioX-M. Por otra parte, las patatas entregadas a las empresas de procesamiento o de consumo directo han dado un óptimo resultado. Hemos dado un gran paso hacia el posicionamiento de BioX-M como alternativa al CIPC.

Presentación y promoción de BioX-M en España y en Europa

También se ha trabajado en una comunicación al sector a través de ferias comarcales (Valladolid) o comunicaciones sectoriales (Salamanca). Por último, hemos hecho una visita a los Países Bajos junto con aplicadores, proveedores de PEPSICO y otros almacenistas para visitar varios almacenes en Biddinghuizen (donde nuestro aplicador Profyto hizo una aplicación de BioX-M en patata ecológica) y Slootdorp.

También hemos visitado los ensayos realizados por WUR (Wageningen University Research), en Lelystad, donde pudimos ver diferentes estrategias de uso (dosis, aplicaciones), tanto de BioX-M como de productos de la competencia, con resultados muy positivos para nuestro producto.

Nuestra labor en este nuevo año es seguir guiando al sector en este proceso de transición, donde el cultivo y almacenamiento de la patata se vea asegurado con la aplicación de BioX-M.