Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Enfermedades del almendro: cómo tratarlas para salvar tu cosecha

El cultivo del almendro se encuentra en clara línea ascendente en muchos países del mundo y España no es una excepción. Según datos del MAPA (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación), durante la campaña 2020 el almendro ocupaba en España una superficie de 721.796 ha. Destaca especialmente el crecimiento en los últimos del cultivo intensivo de almendro, con nuevas plantaciones en regadío, hasta una cifra realmente notable: son ya 140.000 ha las que hay en regadío en España. Las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla la Mancha y Aragón son las que tienen una mayor producción. En cuanto a variedades, las más cultivadas son: Guara, Soleta, Vairo, Belona y Marinada, entre otras.

Un cultivo de moda en España por sus importantes ventajas

El cultivo del almendro lleva ya varios años creciendo de una manera espectacular en nuestro país. Una tendencia corroborada por un dato muy significativo: existe una lista de espera considerable para adquirir material necesario para poder poner en marcha nuevas plantaciones.

El creciente interés de muchos agricultores por el cultivo del almendro se debe, sobre todo, a su alta rentabilidad,  sustentada en el desequilibrio entre una oferta todavía limitada y la creciente demanda en sus diversos formatos: alimento habitual en dietas vegetarianas o veganas, alternativa saludable a los snacks tradicionales o bebidas que se han puesto de moda por su excelente sabor y alto valor nutricional.

Otras ventajas del almendro son: una gran versatilidad, que permite su cultivo tanto en zonas de regadío como de secano, capacidad de adaptación a climas fríos, muchas posibilidades de mecanización y la facilidad de la almendra para conservarse durante mucho tiempo y almacenarse en grandes cantidades, lo cual facilita su comercialización.

Principales enfermedades del almendro

El almendro es un tipo de cultivo considerado fuerte y con una notable tolerancia a las condiciones climatológicas extremas, como heladas o  sequías, y también a las plagas. No obstante, como ocurre con todas las cosechas, los almendros también se pueden ver  afectados por diversas enfermedades, la mayoría de ellas causadas por infecciones de hongos y bacterias. Estas son algunas de las más frecuentes:

  • Mancha bacteriana

La mancha bacteriana de los frutales del almendro es una enfermedad emergente en España.

Está causada por Xanthomonas arboricola pv. pruni, patógeno considerado de cuarentena en la Unión Europea y por la European and Mediterranean Plant Protection Organization. La bacteria se identificó en nuestro país en el año 2002 y, desde entonces, se han detectado nuevos brotes en distintas Comunidades Autónomas.

Se trata de una enfermedad muy explosiva y que, si se dan las condiciones, puede causar daños muy importantes en las parcelas afectadas. Los síntomas aparecen primero en las hojas en forma de pequeñas manchas angulosas y translúcidas, que toman un aspecto aceitoso y oscuro y más tarde se necrosan. Las hojas amarillean y caen prematuramente. En segundo lugar, los síntomas se manifiestan en los frutos. Al inicio del ataque, se observa sobre el fruto manchas deprimidas de color oscuro, que normalmente producen exudados gomosos. Más adelante, cuando el mesocarpio del fruto se seca, las manchas se presentan resaltadas sobre la superficie de la cáscara, adhiriéndose fuertemente al endocarpio.

La estrategia de control de xanthomonas se basa en mantener una carga de inóculo baja en nuestra parcela. Como con todas las bacterias que afectan a nuestros cultivos, será imposible erradicar este patógeno de la parcela, pero se trata de actuar con prevención poder llegar a “convivir” con la enfermedad sin tener unos daños excesivos en nuestras cosechas.

  • Moniliosis

Esta enfermedad está provocada por un ascomiceto que afecta al almendro y a otros frutos de hueso, entre ellos el ciruelo y el melocotonero. Un síntoma muy evidente de esta enfermedad en almendro es el secado de las flores, las cuales se adhieren a las ramas.

Las aplicaciones fitosanitarias necesarias para el control de esta enfermedad deben realizarse de forma preventiva, durante el periodo de floración. Según la sensibilidad de la variedad y el riesgo de las condiciones climáticas, pueden ser recomendables entre 2 y 3 tratamientos para prevenir la afección en flores y, por lo tanto, evitar la posible reducción de cosecha posterior.

  • Mancha Ocre

Otra enfermedad fúngica del almendro bastante común, causada por un hongo que permanece entre las hojas. La mayor incidencia de esta enfermedad se produce entre los meses de primavera y verano. La estrategia de control debe incluir la eliminación de las hojas del suelo. Los tratamientos fitosanitarios se aplican de forma preventiva en el periodo de incubación del hongo, habitualmente meses de Abril y Mayo.

  • Lepra o abolladura

Enfermedad fúngica que afecta al almendro y a otros cultivos como el melocotonero. La lepra provoca deformaciones y, en ocasiones, abolladuras en las hojas.

Las soluciones de Certis para tratar las enfermedades del almendro

En el catálogo de Certis contamos con productos específicos para controlar y eliminar las principales enfermedades del almendro.

AMYLO-X® WG es un fungicida y bactericida de origen natural basado en la rizobacteria Bacillus amyloliquefaciens, el cual que ejerce un efecto muy eficaz sobre distintas especies de hongos y bacterias en numerosos cultivos hortícolas y leñosos. La bacteria Bacillus amyloliquefaciens subsp plantarum cepa D747 presenta muchas ventajas, entre ellas la resistencia a altas temperaturas y su amplio rango de pH. Su modo de acción es múltiple: actúa por competencia de espacio, por antibiosis debido a sus lipopéptidos y a su modo de acción fungicida y bactericida por inducción de resistencia sistémica en la planta. En almendro presenta una alta eficacia contra Monilia y Xanthomonas. Se encuentra especialmente recomendado en floración y caída de pétalos.

ARMICARB® es un fungicida biológico con formulación Hi-tech de alta eficacia, con acción tanto preventiva como curativa para el control de oídio, botritis, monilia, moteado y sarna en varios cultivos. Su ingrediente activo es de origen mineral y natural. Al elevar el pH de la superficie foliar de los cultivos, inhibe la acción de las enzimas hidrolíticas del hongo patógeno, actuando de barrera preventiva. También es eficaz para eliminar el patógeno cuando ya se ha producido la infección, puesto que actúa como secante provocando una deshidratación y destrucción de las células del hongo.

En almendro es muy eficaz contra Monilia, presentando también efecto secundario muy interesante en otras enfermedades como mancha ocre.

Por otro lado, nuestro fungicida Valcure® ha obtenido recientemente una ampliación de nuevos usos menores en etiqueta, concretamente a 72 nuevos cultivos menores, agrupados en 14 categorías de cultivos diferentes, entre los que se encuentra el almendro.

VALCURE® es un fungicida biológico preventivo para su aplicación por riego, específico para el control de enfermedades del suelo como Fusarium, Phytophthora, Pythium, Sclerotinia, Rhizoctonia y Phoma. El ingrediente activo de VALCURE®, Bacillus amyloliquefaciens subsp. plantarum, cepa D747 y se presenta en forma de suspensión concentrada (SC).

Controla eficazmente Fusarium y Phytophthora en almendro.

Todos nuestros fungicidas se caracterizan por su fácil aplicación  y manejo, encontrándose todos ellos certificados para su uso en agricultura ecológica. Amylo-X® WG, Armicarb® y Valcure® pertenecen a la gama Bio-racionales del Certis.

Si desea conocer más acerca de estos productos consulte a nuestro departamento técnico o bien visite nuestra web donde podrá encontrar más información.