Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Enfermedades del suelo: aprende a manejarlo de manera sostenible

La salud del suelo es un elemento crucial para lograr el éxito en cualquier plantación agrícola. Para controlar las enfermedades del suelo es preciso conseguir un equilibrio basado en la sostenibilidad, lo que implica un manejo del suelo racional, donde prime la rotación de cultivos y la variedad en el uso de fitosanitarios y otros productos para la agricultura. De esta manera, evitaremos que la tierra de cultivo se vuelva resistente a los distintos patógenos presentes en el suelo.

Daños de Fusarium en cultivo de Pepino.
Fresal afectado por Phytophthora

La importancia de un manejo sostenible del suelo

La gestión sostenible del suelo incluye una serie de medidas preventivas y culturales que pueden ser muy efectivas para conseguir un suelo saludable desde el que cultivar cosechas que tengan garantías de desarrollarse adecuadamente y acabar produciendo alimentos nutritivos y sanos para los consumidores y, por otro lado, rentables para el sector agrícola.

Algunas claves para cuidar el suelo de un modo sostenible son:

  • Practicar la rotación de cultivos.
  • Apostar por variedades autóctonas.
  • Cuidar las condiciones de riego y drenaje, ya que los suelos anegados propician el ataque de patógenos.
  • Fomentar el uso de fertilizantes, fungicidas, pesticidas e insecticidas Bio-racionales.
  • Emplear técnicas sostenibles como la biofumigación o la solarización, consistiendo esta última en recubrir el suelo de cultivo con una lámina de plástico transparente con el objetivo de aumentar su temperatura hasta lograr su desinfección.

¿Cuáles son las principales enfermedades del suelo?

Uno de los problemas más graves que pueden afectar a los cultivos son las enfermedades del suelo, relacionándose las más comunes a la presencia hongos, bacterias, virus y nematodos.

La cantidad y tipos de microorganismos que pueda albergar el suelo está determinada por  una serie de variables entre las que se encuentran la luz solar, la temperatura, la humedad, el ph del suelo o los nutrientes.

A través de un cuidado manejo de los suelos agrícolas, usando criterios de sostenibilidad, así como técnicas de cultivo adecuadas y productos fitosanitarios adecuados es posible influir positivamente en los factores que más peso tienen en la salud del suelo, logrando de esta forma prevenir y controlar las enfermedades más comunes, como por ejemplo:

Enfermedades provocadas por hongos fitopatógenos

La mayor parte de las enfermedades del suelo están provocadas por los hongos fitopatógenos, los cuales pueden causar importantes daños en el desarrollo de las plantas, tanto en el campo como en la postcosecha, una vez el producto ha sido recolectado y almacenado para su conservación y posterior comercialización.

Los hongos pueden destruir tejidos y pudrir las raíces de las plantas, además de vivir en las mismas como parásitos, absorbiendo sus nutrientes e incluso produciendo toxinas. Estas acciones pueden ocasionar que la planta se marchite y muera.

Enfermedades provocadas por bacterias y virus

Las principales bacterias en el suelo perjudiciales para las plantas son: Pectobacterium, Agrobacterium, Streptomyces, Pseudomonas y Xanhtomonas. En general, se desarrollan con más facilidad en los suelos que tienen una humedad alta.

Su forma de actuar es la siguiente: se suelen aprovechar de pequeños agujeros o  hendiduras provocadas en las plantas por la erosión, la acción del viento o la lluvia o la propia mano del hombre al manipularlas, para introducirse en el cultivo y provocar diferentes infecciones y enfermedades.

A diferencia de los hongos, no tienen capacidad de sobrevivir durante periodos largos y, normalmente, requieren de tejido vivo para continuar su ciclo infeccioso.

Aunque con menor frecuencia que bacterias u hongos, algunos virus fitopatógenos pueden sobrevivir un tiempo en el suelo idealmente asociados a restos vegetales y provocar patologías en los cultivos.

Enfermedades provocadas por insectos, nematodos y pequeños animales

La presencia de nematodos, microorganismos en forma de gusanos no visibles al ojo humano, pueden provocar distintos síntomas en el sistema radicular de las plantas como la aparición de agallas, lesiones necróticas y proliferación de raíces secundarias, entre otros importantes daños todos ellos relacionados con una deficiencia en el desarrollo y producción de las plantas.

Los productos Bio-racionales de Certis para cuidar el suelo de un modo sostenible

En Certis apostamos por la agricultura sostenible y por ello investigamos  y desarrollamos productos Bio-racionales, productos biológicos de origen natural, registrados como fitosanitarios y certificados para uso en agricultura ecológica que ayuden a los profesionales de la agricultura en las distintas fases de su trabajo.

En lo que respecta al tratamiento del suelo contamos en nuestro catálogo con dos nuevos productos muy eficaces: VALCURE® y  TRI-SOIL®.

VALCURE® es un fungicida biológico formulado a base de Bacillus amyloliquefaciens subsp plantarum cepa D747 diseñado específicamente para actuar a nivel radicular para el control de enfermedades de suelo en multitud de cultivos. Posee múltiples modos de acción: colonización de la superficie radicular formando una barrera de protección en la raíz frente a los principales hongos patógenos (Fusarium, Phytophthora, Pythium, Sclerotinia, Rhizoctonia y Phoma), también posee lipopéptidos con acción fungicida, es capaz de inducir resistencias en la planta y además tiene la capacidad de promover el crecimiento .

TRI-SOIL® es un fungicida biológico compuesto a base de esporas de Trichoderma atroviride cepa I-1237. Es muy efectivo contra hongos patógenos, estable a diferentes temperaturas y pH de suelo y con elevada velocidad de crecimiento micelial. Para mejorar su eficacia, se recomienda usarlo con carácter preventivo. El producto actúa a tres niveles: a nivel de planta ya que induce resistencia, aumenta el vigor y el rendimiento; a nivel de patógenos por competencia de espacio, antibiosis y micoparasitismo; a nivel de rizosfera ayudando a la asimilación de nutrientes y promoviendo el desarrollo radicular.

Las dosis y usos autorizados en nuestros productos se pueden consultar en sus respectivos registros en el MAPA (Nº ES-00866 para Valcure y Nº ES-01152 para Tri-Soil).  

Para más información póngase en contacto con nuestro departamento comercial en el siguiente enlace: 

Nuestra compañía | Certis Europe España