Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Entrevista a Pedro Ruiz, Presidente de Granada La Palma

Nos entrevistamos con Pedro Ruiz, Presidente de Granada La Palma, donde nos habla de cuáles son los requerimientos que les exigen los supermercados en términos de LMRs, de sus estrategias para producir bajo estos estándares tan estrictos y de las nuevas exigencias que se van a implantar con el nuevo Pacto Verde Europeo. Además, Pedro nos habla del proyecto Growing For The Future Granada La Palma-Certis.

Pedro Ruiz, Presidente de Granada La Palma
Vista Aerea Instalaciones Carchuna Granada La Palma

Háblanos un poco sobre Granada La Palma, presente y futuro.

Nos caracterizamos por ser una gran cooperativa basada en un grupo muy disciplinado, profesional y convencido de lo que estamos haciendo desde hace más de 47 años. Somos 700 agricultores muy profesionales los que la conformamos, siendo un referente a nivel europeo en la producción de tomate cherry, mini vegetales y tomates de especialidad. Fundamentalmente, la parte agronómica que hacen nuestros agricultores de cara al cliente es la parte de mini vegetales, estamos trabajando desde hace muchos años con un producto estrella que es el cherry, y a esta línea le hemos añadido el mini pimiento y el mini pepino, éste es el segmento en el que estamos trabajando. 

En innovación, y de cara a los supermercados europeos, trabajamos algunas especialidades de tomate de mayor calibre como lo son: el tomate Adora®, compartido con otras empresas almerienses, y el tomate Amela® desarrollado conjuntamente con un partner japonés.

A nivel de instalaciones somos una empresa flexible y robotizada, dándole un carácter sostenible al proceso de envasado de cara al mercado. También contamos con un laboratorio de análisis propio, en el que hacemos un control exhaustivo de las materias activas permitidas por los clientes, sin que pase los límites que tenemos establecidos, y todo orientado a un mercado cada día más exigente y competitivo. Realizamos análisis tanto microbiológicos/fitopatológicos y físico-químicos/organolépticos como de pesticidas y contaminantes. 

Siendo sinceros, de cara al futuro lo que vemos es que hay una pérdida de rentabilidad en los agricultores, y esto es algo que nos preocupa, sobre todo con la mano de obra de las producciones de terceros países. Podemos quejarnos o intentar negociar con la administración, pero realmente hay que seguir trabajando día a día, ser más competitivos, mejorar para ser más eficaces e intentar que nuestros clientes vean que somos una empresa consolidada a nivel europeo y sigan apostando por nuestros productos.  

En cuanto a la parte agronómica tiene que ser una batalla general, es decir, no solamente agronómica, sino también a nivel de instalaciones y a nivel de un mercado más sostenible, eso es lo que queremos.

¿Qué requerimientos os están haciendo los supermercados en cuanto a fitosanitarios?

A raíz de la E.Coli en 2011 se implementaron medidas muy estrictas al sector y hemos realizado un gran trabajo desde entonces, hay que reconocer este esfuerzo a todos los productores. Con las nuevas directrices europeas, los consumidores lo que queremos es garantía y productos cada vez libres de pesticidas o fungicidas. Como productores tenemos que estar alineados con los consumidores y con la distribución.  
En el 2011 fue cuando hubo un antes y un después y ahora, con el nuevo marco europeo y con proyectos como el “De la Granja a la Mesa” que conllevarán a una reducción de los pesticidas y fitosanitarios que se puedan aplicar y en la que nosotros llevamos trabajando más de 10 años. 

¿Qué estrategia estáis siguiendo para producir bajo los estrictos estándares que os imponen los supermercados y para las nuevas exigencias que se van a implantar con el nuevo Pacto Verde Europeo?

Desde el 2011 y a raíz del E.Coli hicimos una política de comunicación a nuestros agricultores de hacia dónde íbamos. Nuestros agricultores son el capital humano más importante que tiene la cooperativa junto con los trabajadores y clientes. A los agricultores les exponíamos la situación: los supermercados, que son quienes nos compran, quieren productos más limpios, hay una normativa estricta y tenemos que cumplir con estos estándares. Para ello, tenemos nuestro propio laboratorio donde hacemos un seguimiento de materias activas y de su comportamiento y rapidez, lo que nos permite tomar decisiones ágilmente para eliminar materias activas.

Desde hace bastantes años, la cooperativa ha implementado que el control integrado sea gratuito para todos los agricultores, realizando sueltas de insectos auxiliares en pimiento, pepino y tomate a coste cero para el agricultor. Además, nuestras políticas de inversión a través de los fondos OPFH están enfocadas a la mejora de instalaciones de nuestros socios para hacerlas más eficientes. También gracias a vuestro trabajo desde Certis, que desde hace ya tiempo los apoyáis con productos Bio-racionales para intentar implementar producciones libres de residuos.

Granada La Palma y el proyecto Growing For The Future de Certis. ¿Qué necesitamos hacer para ir por encima de los objetivos del nuevo Pacto Verde Europeo, buscando la sostenibilidad y la diferenciación de vuestras producciones en el mercado?

Los mercados cada vez son más exigentes y los competidores más fuertes, tanto en el centro de Europa como en Marruecos, pero nosotros tenemos que marcarnos nuestros propios objetivos. Nuestro trabajo va encaminado a una producción muy respetuosa, en términos ambientales y de seguridad alimentaria. 

Desde hace tiempo, y junto con Certis, estamos trabajando en una línea de agricultura sostenible, con el fin de llevar a nuestro consumidor un producto lo más limpio y respetuoso posible con el medio ambiente. Ésta es la línea que tenemos que tomar, como productores tenemos la responsabilidad de llevar el producto al lineal y hacen falta empresas como Certis para alinearnos y que nos ofrezcan este tipo de herramientas. El agricultor es consecuente y lo que quiere son productos que pueda aplicar en su invernadero para sacar esa producción respetuosa, que el producto vaya a un lineal de supermercado y ofrezca garantías al consumidor. Éste es el trabajo en el que estamos orientados y es el futuro en el que vamos a embarcarnos junto con Certis. Esperemos llegar a buen puerto en esta década con investigación, ilusión y pasión para conseguir tener productos respetuosos, sostenibles y de confianza para todos los consumidores.