Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Estrategias para el control del pulgón en el cultivo de arroz

Los pulgones (Hemiptera, Aphididae) son un importante problema fitosanitario en la mayoría de los cultivos y también en el arroz. Al alimentarse pueden producir distintos tipos de daño: substraen la savia en detrimento de la planta, excretan melaza que puede provocar daños por sí misma o debido a la negrilla que a menudo se asocia con ella y pueden actuar como vectores de virus y otras enfermedades. En el mundo se han citado 17 géneros de pulgones afectando al arroz.

Aunque la gravedad de sus daños varía entre campañas, la ausencia de sustancias activas registradas implica un importante riesgo.

La climatología suele ser el factor determinante en el control de las poblaciones, lo que sin dejar de ser aleatorio es una herramienta a tener en cuenta.

Certis cuenta con un insecticida sistémico que actúa por contacto e ingestión sobre los pulgones del arroz, MOSPILAN® MAX, alterando el funcionamiento de su sistema nervioso.

MOSPILAN® MAX actúa sobre el sistema nervioso central de los insectos, bloqueando los receptores de acetilcolina. Como resultado, se interrumpe la transmisión del impulso nervioso, lo que conduce a la parálisis y muerte del insecto. Actúa por ingestión y por contacto, con actividad translaminar y sistémica. Por sus características fisicoquímicas es absorbido con rapidez por las células vegetales desplazándose fácilmente por la savia. Sus propiedades, aseguran un efecto insecticida prolongado, que no se ve afectado por las temperaturas, ni las lluvias posteriores a la aplicación.

Acetamiprid, la sustancia activa de MOSPILAN® MAX, ha sido recientemente renovada por parte de la Unión Europa por un periodo de 15 años, lo que sólo pueden conseguir los productos fitosanitarios que han probado tener un excelente perfil toxicológico y medioambiental.