Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad

La información sobre Certis y el sector agrícola

Noticias

Artículos publicados por Certis al detalle. Listado con los artículos y posts más revelantes de la actualidad agrícola y empresarial.

Malas hierbas en preemergencia y postemergencia temprana

Se denomina maleza o mala hierba, a cualquier especie vegetal que crece de forma silvestre en una zona cultivada o controlada por el ser humano como cultivos agrícolas o jardines. Esto hace que prácticamente cualquier planta pueda ser considerada mala hierba si crece en un lugar en el que no es deseable. Un ejemplo característico es el de la menta, que, aun siendo una planta aromática, se considera indeseable en praderas de césped donde tiene tendencia a prosperar.

Por regla general las malas hierbas suelen crecer de forma natural, y además con considerable vigor por tratarse en la mayoría de las ocasiones de especies endémicas muy adaptadas al medio y por tanto con gran facilidad para extenderse. Por ello, la catalogación de malas hierbas es poco menos que imposible y además arrojando cifras tremendamente dispares en función de cada ubicación geoecológica.

Las malezas son en sentido general, plantas consideradas como molestias, especialmente, entre personas dedicadas a la jardinería o agricultura. También son consideradas como maleza las plantas que crecen en forma agresiva, impidiendo el desarrollo normal de otras especies. En términos generales, una maleza es una planta en un lugar indeseado.

Las malezas son 8.000 de las 250.000 especies de plantas que existen, representando el 0,1% de la flora mundial. Pueden ser muy abundantes. Pueden restringir la luz a otras plantas deseables. Pueden estar utilizando nutrientes limitados del suelo de un lugar determinado. Pueden contener o esparcir patógenos que degradan la calidad de un cultivo. También pueden tener espinas y químicos que causan irritación en la piel. Otras son nocivas al comerse. Otras tienen partes que se adhieren a la ropa. Además, pueden ser muy molestas al poderlas confundir con raíces superficiales de plantas del alrededor al ser arrancadas.

SKADI® es un herbicida autorizado para el control de un amplio espectro de malas hierbas anuales, tanto gramíneas como dicotiledóneas.

Se absorbe por las raíces de la planta y se mueve por toda la planta hasta los puntos de crecimiento. Con las condiciones ambientales adecuadas cesa inmediatamente la competencia de las malas hierbas con el cultivo, aunque los síntomas visibles en planta no sean inmediatos.

Es una gran herramienta para integrar en una estrategia de control de malas hierbas, pudiendo ser empleado de forma general en pre-emergencia o post-emergencia muy temprana de la hierba y post-emergencia del cultivo. Es necesario seguir siempre las instrucciones de la etiqueta.

La aplicación de SKADI® debe hacerse al suelo en pulverización con tractor. Es conveniente que el terreno esté suficientemente húmedo al efectuar la aplicación y en caso de no producirse precipitaciones durante los días siguientes se debe dar un riego inmediato. No debe aplicarse SKADI®en suelos con elevado contenido en materia orgánica ni en épocas cálidas, resultando más adecuado en otoño-invierno.

Para saber más acerca del producto ponte en contacto con nosotros o con el técnico de tu zona, os si lo prefieres descárgate el folleto de SKADI® aquí.