Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Phytophthora: aprende a prevenir y controlar esta enfermedad

Etimológicamente, la palabra Phytophthora deriva del griego y su traducción literal es “destructor de plantas”, una explícita definición que muestra, a las claras, el gran potencial dañino de este patógeno, el cual puede afectar a muchos cultivos, entre ellos el tomate, el pimiento, las fresas, los cítricos, los aguacates y muchas hortalizas.

Phytophthora infestans en tomate
Phytophthora sp. en fresa
Phytophthora parasítica en pimiento

¿Qué es la Phytophthora?

Las especies Phytophthora son unos organismos extraordinariamente destructivos que pertenecen a la clase Oomycetes, por lo que, estrictamente hablando, no son exactamente hongos.

Las especiales características de este organismo lo convierten en tremendamente dañino para las plantas, siendo muy difícil de erradicar, puesto que tiene la capacidad de cambiar de comportamiento en función del tipo de suelo donde se encuentre y de las condiciones de temperatura y nivel de oxígeno.

Otro aspecto que lo convierte en especialmente peligroso a este hongo del género de los entomopatógenos es su gran capacidad de supervivencia y su facilidad de desarrollo. En situaciones de humedad alta, su avance y capacidad destructiva es muy alta, penetrando por la raíz y ocupando los haces vasculares hasta acabar marchitando la planta en tiempo récord: en unos pocos días, la destrucción puede ser total.

Ciclo de vida

La situación ideal para el desarrollo de Phytophthora es cuando la temperatura del suelo es suave (entre 15 y 23ºC) y cuando su humedad es elevada, ya sea por un exceso de precipitaciones o por un riego inadecuado.

Inverna en raíces, tubérculos y bulbos infectados o en el propio suelo en diferentes estadios:

  • Oosporas. Esporas sexuales en periodo de dormancia (período en el ciclo biológico de un organismo en el que el crecimiento, desarrollo y actividad física se suspenden temporalmente).
  • Micelios. Conjunto de hifas que forman la parte vegetativa de un hongo.
  • Esporangios. Estructuras especiales que germinan directamente o bien producen zoosporas.
  • Clamidosporas. Tipo de espora de paredes gruesas de varias clases de hongos.

La pudrición de las raíces causada por Phytophthora puede originarse desde varios frentes. Estos hongos pasan el  invierno en forma de esporas de resistencia con  paredes gruesas (oosporas, clamidosporas) o como micelio vegetativo infectando raíces y restos vegetales. En primavera las esporas germinan y pueden penetrar directamente en las células epidérmicas de las raicillas o a través de heridas.

Cuando la humedad del suelo es elevada, las esporas móviles (zoosporas) permiten la diseminación y multiplicación del inóculo. El patógeno se desarrolla en el tallo y en la superficie de la planta, formando esporangióforos y esporangios, que posteriormente, producirán infecciones secundarias debido a la germinación  de los esporangios o por las zoosporas producidas. Para que se produzca la germinación en las partes aéreas de la planta, se precisan hojas húmedas.

El viento y la lluvia provocan la caída del patógeno al suelo desde las plantas infectadas y, a partir de aquí, se produce la dispersión de la zoospora a través del agua.

Los síntomas y daños más habituales provocados por esta plaga son: decadencia radicular, ahogamiento de las plántulas y pudrición de tallos, bulbos, tubérculos, hojas y frutos.

Tipos de Phytophthora: síntomas, daños y control

El género Phytophthora engloba a más de 90 especies, con un grado de especialización variable de modo que algunas especies están asociadas a un único hospedante, mientras que el resto (la gran mayoría) son capaces de parasitar a un amplio espectro de plantas.

Por este motivo, se vuelve imprescindible aplicar tratamientos específicos en función de los diferentes daños producidos y su gravedad.

De entre las especies más comunes destacamos las siguientes:  

Phytophthora fragariae

Se trata de la variante de la enfermedad que afecta a fresas y frambuesas, provocando el decaimiento de las plantas y, en poco tiempo, su marchitez, si no se logra eliminar rápidamente.

El exceso de lluvia, los suelos anegados y las áreas de agua estancada son los entornos más favorables para la rápida propagación de la enfermedad.

El conjunto de síntomas y signos de la enfermedad incluyen: déficit de vigor y disminución de la densidad, amarillamiento de las hojas, formación de parches o bloques en las plantas infectadas, manchas de color café oscura en las raíces podridas, aparición de una línea divisoria entre los tejidos saludables y los sanos.  

Phytophthora infestans

Esta especie del género Phytophthora es la causante de una de las enfermedades más conocidas del tomate: mildiu o tizón tardío. Suele aparecer en condiciones de humedad relativa más altas de 75-80 %, temperaturas ascendentes a partir de 15-23ºC y lluvias intensas.

Los síntomas característicos del mildiu del tomate son: manchas de color café o parduzco sobre las hojas y tacto húmedo.

El gran peligro de esta enfermedad es su gran resistencia, pudiendo permanecer de forma inactiva en el suelo durante años y “despertar” cuando se dan las condiciones favorables de humedad y temperatura. Además, su diseminación a través del agua y el viento es bastante fácil.

Phytophthora capsici o tizón del pimiento

El hongo Phytophthora capsici afecta principalmente al cultivo de pimiento, provocando la enfermedad conocida como tizón o marchitez del pimiento. Su principal síntoma es la podredumbre del tallo, afectando concretamente al cuello de la raíz.

Las condiciones favorables a la propagación de esta plaga son: niveles altos de humedad, baja oxigenación de suelo y altas temperaturas

Una vez producido el contagio del hongo, su eliminación es complicada. Por este motivo, se recomiendan medidas preventivas como:

  • Procurar una ventilación óptima en los cultivos.
  • Aumento del drenaje del suelo.
  • Evitar cultivar en suelos muy arcillosos.
  • Lavar y desinfección de todos los utensilios y maquinaria agrícola utilizada.
  • Eliminación de residuos de hojas y tallos afectados.
  • Elegir las variedades más tolerantes y resistentes a la enfermedad.
  • Desinfectar de manera periódica el agua de riego o de la balsa.

  Phytophthora cinnamomi

Es el hongo causante de una de las enfermedades más importantes y frecuentes del aguacate: la podredumbre de la raíz. Los primeros síntomas aparecen en las hojas, desarrollándose con rapidez por toda la planta.

Es un patógeno con gran capacidad de supervivencia que se ceba en las raíces de la planta y consigue destruirlas en pocos meses.

Phytophthora en cítricos

Existen varias especies de Phytophthora, siendo la más habitual la P. citrophthora, que provoca  podredumbres y gomosis en los cítricos. Las consecuencias de esta patología pueden llegar a ser muy graves, aunque el proceso de infección es, por lo general, lento, pudiendo transcurrir meses hasta que se hagan visibles los primeros síntomas.

En suelos con mal drenaje o propensos al encharcamiento, es habitual la presencia de esta enfermedad, especialmente en condiciones superiores a los 18 ºC.

Tratamientos contra Phytophthora. La solución de Certis: Valcure, protección desde la raíz.

La Phytophthora es una enfermedad compleja y difícil de prevenir, controlar y tratar. Cuando las medidas preventivas: evitar encharcamiento, controlar la humedad, procurar una buena ventilación, limpieza y desinfección, etc. no son suficientes, la única solución viable es el uso de un fungicida adecuado.

En este sentido, en Certis hemos desarrollado Valcure, un fungicida biológico especialmente indicado para el control y prevención de diversas enfermedades del suelo.

Valcure está formulado a base de Bacillus amyloliquefaciens subsp. plantarum, cepa D747.

Uno de sus grandes éxitos en el control y prevención de enfermedades de suelo, se debe a sus múltiples modos de acción:

  • Colonización de la rizosfera.
  • Formación de biofilm bacteriano protector de la raíz.
  • Contiene lipopéptidos con acción fungicida.
  • Inducción de resistencias.
  • PGPR (Rizobacteria promotora del crecimiento).

En coherencia con el compromiso de Certis por el respeto al medioambiente, Valcure  además es un producto perteneciente a la gama Bio-racionales de Certis, y es apto para su uso en agricultura ecológica.

Quizá te interese ver nuestra serie de vídeos de Valcure donde te explicamos de manera detallada cómo actúa el producto y cómo lo combinamos con Amylo-X WG: