Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Plagas de la alcachofa, un cultivo menor

La alcachofa es un cultivo hortícola de la familia de las Asteráceas muy cultivado en el sureste de España, especialmente en Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía. Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la cuenca mediterránea se obtiene el 84% de la producción de alcachofa de todo el país, que suma cada año alrededor 200.000 toneladas. Dada su elevada producción, se vuelve especialmente relevante trabajar en la prevención de las plagas de la alcachofa.

Además, según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), en 2019 Italia, España y Francia elaboraron el 37% de la producción mundial de alcachofa. De hecho, España se sitúa en el tercer puesto de producción mundial, solo por detrás de Italia y Egipto.

La alcachofa, junto con el brócoli, el albaricoque, la coliflor, la espinaca, la escarola y otros muchos cultivos pertenece a los denominados cultivos menores. Estos se caracterizan por su reducida producción y bajo consumo, lo que provoca que, históricamente, no se hayan invertido los suficientes recursos e investigación para obtener productos fitosanitarios que se encuentren registrados para estos tipos de cultivos. 

Quieres saber más acerca de los cultivos menores. En Certis hemos elaborado un vídeo explicativo donde se habla de los mismos: ¿Qué son los cultivos menores? - YouTube

En el artículo de hoy hablaremos de algunas de las plagas más importantes en el cultivo de la alcachofa.

Plagas de la alcachofa más graves

Son muchas las plagas de la alcachofa que pueden afectar a las cosechas, a veces muy gravemente. Estas son las principales dada la gravedad que pueden ocasionar en los cultivos.

  • Barrenador de la alcachofa (Gortyna xanthenes)

Insecto del orden Lepidóptero noctuido, cuyas larvas penetran en la planta después de mordisquear las nerviaciones de las hojas. Posteriormente, estos insectos realizan galerías en los tallos, llegando hasta las raíces. Pueden llegar a parasitar totalmente la planta. Esta plaga afecta a todas las comarcas en las que se produce.

  • Barrenador del Maíz

Cuando la plantación se sitúa cerca de cultivos de maíz pueden observarse, durante los meses de septiembre y octubre, vuelos de mariposas de la especie Ostrinia nubilalis: se trata del llamado “barrenador del maíz”. Estos insectos realizan las puestas y días más tarde aparecen larvitas que roen diversos órganos de las plantas de alcachofa sin llegar a causar daños graves.

No obstante, presentan una singularidad, y es que, en caso de tener la parcela riego por goteo, las hace temibles y es que estas larvas perforan las tuberías buscando refugio para la crisálida.

  • Pulgones

Dentro de los áfidos (pulgones) son varias las especies que atacan a este cultivo. El más problemático suele ser Aphis fabae, ya que soporta muy bien las bajas temperaturas y no suele interrumpir su actividad.

La presencia de esta plaga en los alcachofares puede repetirse año tras año aunque su intensidad puede variar, siendo los ataques más intensos cuanto más vigorosas y tiernas están las plantas.

  • Caracoles y babosas

Los daños que causan los caracoles pueden llegar a ser considerables, sobre todo cuando las poblaciones son altas. Su presencia suele ser abundante en primavera y a veces también a finales de verano. En ambas fases, coincidiendo con la segunda o primera brotación respectivamente, roen tejidos foliares incidiendo en la evolución de las plantas, especialmente cuando éstas son jóvenes. Además, con su baba obstruyen los estomas y manchan capítulos y hojas con esta y con sus excrementos.

Las babosas, que atacan de manera esporádica, solo son peligrosas durante la brotación de estacas, ya que suelen destruir las yemas hinchadas o jóvenes brotaciones.

Los caracoles constituyen una plaga bastante habitual en los alcachofares, sobre todo en los años con mayor humedad, ya que en esos casos gran parte de los huevos depositados en el suelo por los adultos evolucionan positivamente. Las babosas, que exigen un ambiente aún más húmedo que los caracoles, son normalmente menos abundantes.

Principales enfermedades de la alcachofa

En cuanto a enfermedades (no plagas), estas son las más dañinas:

  • Oidiopsis

Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de una capa blanquecina sobre los tejidos afectados. Estas formaciones suelen ser siempre evidentes en principio en  el envés de las hojas, pero cuando la infección se desarrolla invaden también el haz.

El agente causante es un hongo llamado Leveillula taurica, que aparte de a la alcachofa, ataca también a otras especies hortícolas como el pimiento y el tomate. Pertenece al grupo de los Oídios, ya que forma, con sus órganos de multiplicación, el polvillo blanco característico, pero, al contrario que el resto de los oídios que son de micelio externo, éste tiene la particularidad de ser de desarrollo semiinterno. Las condiciones para su evolución se sitúan entre 10 y 35ºC y una humedad relativa de un 65-70%.

La Leveillula taurica suele comenzar a instalarse sobre diversas malas hierbas que, muchas veces, actúan como foco inicial de las infecciones.

Su presencia puede iniciarse por las hojas viejas, pero también los tejidos tiernos son muy apetecibles por el hongo. Suele ocurrir a veces, en pleno invierno, que las hojas viejas de la primera brotación contraen la enfermedad y de ahí pasa ésta, fácilmente, a las hojas de la nueva brotación.

En un primer estadio aparecen pequeñas y abundantes manchitas amarillentas sobre el haz de las hojas que, por el envés, se corresponden ya con el micelio blanquecino. Progresivamente van necrosándose los tejidos parasitados y, como consecuencia, empiezan a aparecer sobre las hojas abundantes manchitas oscuras de varios milímetros.

Estas van aumentando y confluyendo terminando por provocar la necrosis de gran parte de la superficie foliar que llega, incluso, a retorcerse cuando los ataques son intensos y avanzados. Esto suele darse en los meses más calurosos de la primavera y el verano.

  • Rhizoctonia

Se caracteriza por el escaso desarrollo de las raíces jóvenes, presencia de órganos filiformes marrones (rizomorfos) en la superficie del blanco tejido radicular y ligero oscurecimiento y/o muerte de alguno o algunos tramos, y a veces incluso todas, las raíces afectadas.

Suele aparecer en zonas productoras históricamente de alcachofa, siendo menos probable en suelos de regadío reciente. El problema también es mayor en años de temperaturas altas y en parcelas en las que se abusa de los abonos nitrogenados.

El agente causante es un hongo presente en el suelo llamado Rhizoctonia solani que ejerce su efecto, sobre el joven sistema radicular, tanto de la alcachofa como de otras muchas especies hortícolas. Los órganos vegetativos del mismo van extendiéndose por la superficie de las jóvenes raíces y las van parasitando, hasta acabar con ellas si la infección es intensa.

Condiciones de altas temperaturas, habituales en el período de plantación, acompañadas de una situación de clara deficiencia hídrica; suelos con una baja relación Carbono/Nitrógeno (C/N), como consecuencia del uso de estiércoles comerciales con poca fibra y, por último, abuso de abonos nitrogenados, son tres factores que, sin duda, favorecen el desarrollo de esta enfermedad.

La solución de Certis tiene nombre propio: los productos Bio-racionales

Certis, consciente de la importancia del cultivo de la alcachofa y otros cultivos menores en España, lleva años trabajando en el desarrollo de productos fitosanitarios de calidad para el control de plagas y enfermedades en esta clase de cultivos. Puedes conocer más sobre nuestros proyecto Cultivos menores en: Proyecto Cultivos Menores | Certis Europe España.

La propuesta de Certis son productos Bio-racionales ecológicos, registrados por el Ministerio de Agricultura.

El concepto Bio-racionales engloba una serie de productos fitosanitarios, registrados por el Ministerio de Agricultura en distintos cultivos, cuyas principales características son las siguientes:

  • Se trata de productos de origen natural y totalmente respetuosos con el medioambiente.
  • Tienen un perfil toxicológico de mínimo riesgo.
  • Sin LMR o con niveles muy bajos de los mismos.
  • Sin plazo de seguridad establecido o muy reducido.
  • Compatibles con la fauna auxiliar.
  • Son productos de eficacia contrastada y sostenible para los usos registrados.
  • Dado su modo de acción, estos productos son ideales para programas de gestión de resistencias.
  • Todos ellos están certificados en agricultura ecológica.

En Certis tenemos varios insecticidas y fungicidas, así como molusquicidas registrados para su uso en alcachofa:

Producto

Plaga/Enfermedad

Botanigard

Pulgón

Botanigard 22 WP

Pulgón

Otras plagas: Araña roja/ Trips/ Mosca blanca

Iroxx/Sluxx

Caracoles y babosas

Breaker Max*

Pulgón

Turex 50 WG

Barrenador y noctuidos

Valcure

Rhizoctonia

 

Armicarb / Takumi

Oídio

 (*) En este producto, la ampliación de uso a alcachofa se encuentra en fase de registro. Se espera su pronta inclusión. 

Otros datos que te pueden interesar

Botanigard amplía su etiqueta

Un de nuestros insecticidas de referencia en la eliminación de la plagas de la alcachofa y otros cultivos es BOTANIGARD®, el cual ha obtenido hace muy poco tiempo una ampliación de etiqueta:

Cultivo

Plaga

Cítricos (naranjo, mandarino (incluído clementino e híbridos), toronja, pomelo, limonero y lima)

Ácaros

Tetraníquidos

Frutales de hueso (melocotonero, albaricoquero, ciruelo, cerezo y endrino)

Pulgón (Eficaz frente a Myzus persicae)

Peral

Psila del peral

Neudosan, un nuevo insecticida/acaricida Bio-racional para nuestro catálogo

Recientemente, hemos introducido una novedad en nuestro catálogo: NEUDOSAN®, un  insecticida acaricida de contacto y alta eficacia, registrado para el control de: pulgón, araña roja y mosca blanca en numerosos cultivos.

Para optimizar su eficacia es necesario aplicar una pulverización normal al inicio de la infestación, o bien cuando se hagan visibles los primeros síntomas.

Puedes consultar en nuestro catálogo de productos Bio-racionales de Certis, de forma completa y detallada, cuál es nuestra apuesta concreta a favor  de una agricultura sostenible y adaptada a las exigencias de los mercados actuales. Con estos productos, ofrecemos herramientas fitosanitarias registradas, eficaces, y sostenibles.