Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Polilla del olivo: tratamientos contra Prays oleae

La polilla del olivo (Prays oleae) es una plaga que afecta a los olivos pudiendo llegar a producir grandes daños. Prays oleae está extendido por todo el Mediterráneo y sus orígenes se remontan a la antigua Grecia. Concretamente, se trata de una pequeña mariposa monófaga (se alimenta de una única planta) de unos 6 mm. de longitud que presenta tres generaciones anuales que afectan a distintos órganos del olivo: hojas, flores y frutos. 

Imagen Junta de Andalucía.

Polilla del olivo: 3 generaciones anuales, daños visibles y control

Asociada a este cultivo, la polilla del olivo pasa por tres generaciones al año. Estas generaciones o etapas se sincronizan con la evolución fenológica del olivo. Es decir, con su proceso de crecimiento. Cada una de las generaciones, produce daños distintos al olivo.

Generación filófaga: se alimenta de hojas

La primera generación es la filófaga. Las larvas recién nacidas de la puesta del otoño anterior penetran en el interior de la hoja y excavan una galería entre las dos epidermis. Con el aumento de temperaturas que se da entre los meses de enero y marzo, las larvas de polilla del olivo salen al exterior y se introducen en otras hojas para alimentarse.

En estas fechas es cuando brota el olivo, por lo que las larvas suelen atacar a las hojas apicales y a las yemas. Terminan su desarrollo en el interior de un capullo sedoso situado generalmente en el envés de las hojas. Desde aquí, brotará el adulto durante los meses de abril y mayo.

Generación antófaga: se alimenta de flores

Se trata de los adultos procedentes de la generación invernante y atacan principalmente a las flores. Emergen durante los meses de abril y mayo y su vida dura entre 20 y 40 días. Se alimentan de las sustancias azucaradas que encuentran en la planta. Las hembras realizan la puesta en los grupos florales y las larvas nacen una semana después, penetrando en el botón floral y alimentándose del polen. Cada larva, puede llegar a alimentarse de unas 40 flores; estas aparecen rodeadas de hilos de seda.

Con el avance de la floración de la planta, las larvas se alimentan de otros órganos como la corola, los ovarios y las anteras derivando en la desecación de las hojas. El último estado larvario se da a finales de mayo y principios de junio cuando la crisálida se protege con restos de flores secas unidos por sedas. Los adultos emergen un mes y medio después.

Generación carpófaga: se alimenta de la almendra del hueso

Aparecen durante el mes de junio en forma de mariposa y realizan la puesta en la aceituna recién cuajada. Cuando emergen las larvas (5 o 6 días más tarde) penetran en el interior del fruto y abren galerías hasta llegar al hueso, donde se introducen y se alimentan.

Las olivas atacadas por la polilla del olivo terminan cayendo al suelo, ya que las orugas abandonan su refugio para crisalidar en la tierra. Este proceso se da habitualmente durante el mes de septiembre. Esta última generación de la polilla del olivo es la más dañina, pues provoca la caída del fruto cuando la aceituna ya está desarrollada.

Daños visibles que causa la polilla del olivo

Repasamos rápidamente los principales daños visibles, causados por la polilla del olivo para su rápida detección.

  • En la primera generación (filófaga) podemos detectar rápidamente brotes, hojas y yemas dañadas. Estas partes del olivo son las que ataca principalmente. No podemos olvidar que, además, es la causa del incremento de la polilla del olivo en segunda generación.
  • En la segunda generación (antófaga) los daños más visibles son la destrucción de las flores, ya que son la base de su alimentación.
  • En la tercera generación (carpófaga) es la causa de la caída del fruto.

Control de la polilla del olivo

Es importante detectar esta plaga a tiempo y llevar un gran control de la misma, estudiando en qué fase de encuentra. La polilla del olivo es una plaga que se ve afectada por agentes climáticos, como el frío del invierno o las altas temperaturas en verano.

Cada una de las generaciones tiene un momento óptimo de tratamiento, en el momento de máxima exposición de la larva. Por ejemplo, para la primera generación, la filófaga, el momento de actuar es cuando salen las hojas hacia los brotes.

Mospilan Max, Trebon, Delfin, Turex y Turex 50 WG contra la polilla del olivo

Para combatir la polilla del olivo en Certis disponemos de 5 productos clave: Mospilan Max, Trebon, Delfin, Turex y Turex 50 WG.

Mospilan® Max

Mospilan® Max en insecticida formulado a base de Acetamiprid 20% p/p. Entre sus principales características, destacan su doble modo de acción (acción translaminar y acción sistémica ascendente) y su respeto con polinizadores, siendo también compatible con un gran número de insectos beneficiosos. En el caso concreto del olivo se puede aplicar hasta el estado fenológico BBCH 88 (maduración del fruto). Mospilan® Max también se encuentra registrado para el control de la mosca del olivo (Bactrocera oleae).

Trebon® 

Se trata de un potente insecticida de rápido efecto, modulador del canal de sodio. Tiene un fuerte efecto de choque y actúa por contacto e ingestión contra Prays en olivar (generación antófaga). Trebon® está incluido en los protocolos de producción integrada y es selectivo y respetuoso con la fauna auxiliar. Presenta una gran persistencia debido a la molécula Fenoxibenzil éter presente en su formulación. En olivo se recomienda su aplicación durante los primeros estadios de desarrollo de la plaga.

Delfin®

También reconocido como (Bacillus thuringiensis kurstaki SA-11), es un insecticida de origen natural. Caracterizado por una potencia insecticida de 32 millones de U.I./g. En olivar se encuentra registrado contra Prays en generación antófaga. Se recomienda su aplicación desde fin de floración hasta fin de maduración (BBCH 69- 89). Delfin® es un producto certificado en agricultura ecológica y como insumo por FiBL pudiendo ser utilizado por los agricultores certificados en Demeter. No presenta plazo de seguridad y está exento de LMR.

Turex® y Turex® 50 WG

También (Bacillus thuringiensis aizawai cepa GC-91). Este producto actúa por ingestión afectando a los disruptores microbianos de las membranas digestivas de las larvas. Estas mueren entre 1 y 7 días después de la aplicación del tratamiento. Su materia activa es totalmente selectiva y compatible con la suelta de auxiliares. Ambos productos presentan una elevada actividad frente a larvas de Prays oleae. Se recomienda su aplicación durante la floración, con el 20-50% de flores abiertas.

Ambos productos se encuentran certificados en agricultura ecológica, y están registrados como insumos por FiBL pudiendo ser utilizados por los agricultores certificados en Demeter. Por tanto, son ideales en fincas de olivar en producción ecológica. No presentan plazo de seguridad y están exentos de LMR.

Otros productos y recursos Certis a tu disposición

Además de estos productos en Certis que ya te hemos mostrado, disponemos también de fungicidas y nutrientes para el cultivo del olivo. Descubre en nuestro catálogo de olivar de que productos se trata.

Quizá también te interese el siguiente artículo, sobre la eficacia comprobada de los bioestimulantes.

¿Tienes dudas? En Certis te invitamos a que nos preguntes, contamos con un equipo técnico altamente especializado. Puedes contactarnos a través de nuestro formulario de contacto.