Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Polilla del Racimo (Lobesia botrana): cómo controlarla en viña y uva de mesa

En este artículo de Certis repasamos las principales características de la Polilla del Racimo, focalizándonos en sus efectos en viña y uva de mesa. Además, presentamos nuestro programa integral para el control de Lobesia botrana, aplicable durante todo el ciclo del cultivo.

Larva de Polilla del racimo. Fuente: vitivinicultura.net
Estadios de las larvas. 1ª generación hasta aparición de primeras larvas.
Estadíos de las larvas. 2ª y 3ª generación: Huevos de cabeza negra (15-14 días después del inicio del vuelo o 5 días después de las primeras larvas).

¿Qué es la Polilla del Racimo?

La Polilla del Racimo (Lobesia botrana) es una polilla cuyo alimento principal es la vid. Por este motivo se la conoce comúnmente como “la Polilla del racimo”.

Presenta tres generaciones a lo largo del año y en condiciones de clima favorables, puede llegar a tener hasta cuatro. Justamente, el clima es un factor importante en el crecimiento y desarrollo de esta plaga, cuando es favorable.

Estados y comportamiento de la polilla del racimo

Ampliamente extendida en toda España, la polilla de la vid puede presentarse como huevos, larvas, crisálidas y adultos. Generalmente, tiene presencia sobre el cultivo en tres generaciones. ¿Cómo se comporta cada una de ellas?

La primera ataca a las yemas florales, siendo la segunda generación (que coincide entre cuajado y el grano tamaño guisante), así como la tercera generación (que coincide entre grano tamaño guisante y envero), las que provocan los mayores daños.

"Con carácter general, sólo es necesario tratar para la 2ª y 3ª generación”

También cabe hacer mención a la Clysiao eupoecilia ambiguella, considerada como Polilla del racimo y que sólo se localiza en el norte de España, siendo muy similar en su comportamiento y en sus métodos de control.  

Ciclo biológico de la Polilla del racimo

Estados de desarrollo de la Polilla del racimo

Los huevos recién puestos tienen un color amarillo o traslúcido, miden menos de 1 mm y se encuentran sobre los granos de la vid. Si prestas atención, podrás distinguir un punto oscuro que es la futura cabeza negra del gusano.

Las larvas, de coloración verdosa y con la cabeza de color marrón claro, pueden localizarse en los racimos. Al ser molestadas se descuelgan mediante un hilo sedoso. Su tamaño varía entre 1 mm al nacer y 1 cm en su momento de desarrollo máximo. Además, pasa por cinco estados larvarios.

Las pupas o crisálidas son difíciles de localizar ya que se esconden en la corteza de las cepas, hojas y racimos. Están envueltas por un capullo blanco con brillo sedoso. Miden aproximadamente medio centímetro.

El adulto es una mariposa cuyo cuerpo mide alrededor de 6 mm. Sus alas, cuando están desplegadas, llegan a medir entre 10 y 13 mm. Su primer par de alas es jaspeado, con manchas oscuras en marrón alternando con zonas claras. Las alas posteriores son grises y están provistas de flecos grisáceos. 

Cómo se dispersa la plaga Polilla del racimo

Esta plaga se dispersa por movimiento o tránsito de uva sin tratar, fuera del área controlada, y por movimiento de maquinaria usada sin lavar ni desinfestar (también fuera del área controlada). Otros elementos de dispersión son los residuos de las tareas de podas, los restos de fruta que queden en la planta, cajones u otros elementos que se utilicen en la cosecha y no se laven adecuadamente. 

Impacto en la producción de vid

Ocasiona una merma en la producción, debido a la destrucción de bayas (granos). También produce pérdidas de calidadtanto en uva de mesa como en la de vinificación, ya que las heridas producidas en los granos favorecen la aparición de podredumbres causadas por diversos hongos.

En uva de vinificación, además, los residuos que dejan estos hongos transmiten mal olor y mal sabor a los vinos. Por otro lado, esta plaga causa perjuicios económicos indirectamente, a través de las regulaciones que imponen los países importadores en el comercio internacional. 

Cada una de las generaciones genera unos daños diferentes y concretos. Cuando son larvas, las de primera generación no provocan casi daños. Son, por el contrario, las de segunda y tercera generación aquellas que pueden provocar daños mayores en la viña, ya que se alimentan de las bayas.

Las polillas, en plaga, provocan la podredumbre del racimo a causa de las heridas que estas desarrollan en las bayas cuando se están desarrollando.

Quizás también te interese → Protege tus viñedos del oídio y la botritis con Armicarb

Programa de Certis para el control de Lobesia Botrana (Polilla de la vid)

MIMIC®

  • Materia activa: Tebufenocida 24% p/v
  • Formulación (SC) para aplicación foliar.
  • Larvicida con excelente control de lepidópteros.
  • Eficaz frente a numerosas especies.
  • Selectivo para los polinizadores y los insectos auxiliares. Producto fitosanitario de bajo impacto medioambiental.
  • Presenta un perfil ecotoxicológico muy favorable.

Mimic® se encuentra formulado a base de Tebufenocida, que le proporciona al producto un control específico para el control de lepidópteros, provocando que las larvas dejen de alimentarse de 12 a 24 horas (tras el primer tratamiento) por inapetencia. Al mismo tiempo, comienza un proceso de producción de una nueva cutícula, debajo de la ya existente (vieja). Las larvas, al no poder deshacerse de su vieja cutícula, mueren de deshidratación y de hambre, en 24 a 72 horas. Con larvas expuestas a dosis sub-letales de Tebufenocida, se ha observado la emergencia de adultos estériles, tanto machos como hembras. No se ha observado resistencia cruzada con otros insecticidas, gracias a este modo de acción único. Mimic® es una herramienta extraordinaria para programas de manejo de resistencias y para el uso sostenible de insecticidas en programas IPM. Gracias a este modo de acción, las plagas lepidópteras son controladas a la vez que se mantienen las poblaciones naturales de insectos beneficiosos.

Modo de acción de Mimic® 

Mimic® además de presentar una elevada actividad frente a Lobesia botrana (Polilla de la vid) y Piral en vid, también se encuentra registrado en numerosos cultivos contra otros lepidópteros, tales como Spodoptera spp. en cultivos hortícolas de invernadero y al aire libre, Carpocapsa, Pandemis y Capua en frutales. También está registrado para el control de Phyllocnistis citrella en cítricos. 

Mimic® deberá ser aplicado en pulverización foliar a dosis de 60 mL/hL sobre las larvas de los lepidópteros en sus primeros estadíos (L1-L2). En caso de la Polilla de la vid se aplicará desde huevos cabeza negra hasta el primer estadio larvario (L1). Puedes ver gráficamente este poscionamiento en las dos imágenes que aparecen a la izquierda, donde se puede ver el posicionamiento del producto en la 1ª, 2ª y 3ª generación de las larvas de las polilla de la vid.

Mimic® ha sido probado contra una amplia gama de artrópodos beneficios en ensayos de laboratorio y campo siguiendo las normas de la Organización Internacional de Control Biológico (IOBC). Los resultados de estos ensayos muestran que Mimic® no afecta a una gran parte de artrópodos beneficiosos. Debido a su alta selectividad, Mimic® puede ser utilizado en programas de Producción Integrada (IPM).

TUREX®

  • Composición: Bacillus thuringiensis aizawai GC-91.
  • Actividad: por ingestión.
  • Modo de acción: Provoca la formación de poros en el intestino de la larva, lo que causa un desequilibrio osmótico y finalmente la lisis celular.
  • Eficacia: excelente control de un amplio espectro de larvas de lepidópteros (específico).
  • Persistencia: producto cero residuos.
  • Amplio rango de acción larvicida, gran selectividad para organismos útiles y un perfil ecotoxicológico muy favorable.
  • Espectro de acción: Prays Oleae, Plutella xylostella, Eupoecilia ambiguella, Spodoptera exigua, Lobesia botrana, Cydia pomonella, entre otras.

Bacillus thuringiensis es una bacteria Gram positiva, aerobia estrica, común en el suelo. Cuando esporula, la bacteria produce endotoxinas que posee propiedades insecticidas específicas contra las larvas de lepidópteros. Turex® es un insecticida que actúa por ingestión, es decir, que debe ser consumido por la plaga para ejercer su acción. Gracias a su modo de acción específico, las larvas de lepidópteros son controladas a la vez que se mantienen las poblaciones naturales de insectos beneficiosos predadores y parasitoides (es selectivo).

Modo de acción de TUREX® 

Cuando se produce la esporulación del Bacillus thuringiensis, éste sintetiza cristales proteicos compuestos de δ-endotoxinas (pro-toxinas) denominadas también toxinas Cry, que son las responsables de la acción insecticida, por la interacción especifica de las toxinas con proteínas del epitelio intestinal (receptores primario y secundario) de larvas susceptibles. 

"El momento más oportuno para su aplicación es el inicio del desarrollo de las larvas en la primera generación y huevos cabeza negra en segunda y tercera generación”

Modo de empleo de TUREX® 

Aplicar en pulverización foliar, a una dosis de 1 a 1,5 kg/ha. Mezclar en un volumen de agua suficiente para obtener una buena cobertura de las partes de la planta a proteger. El pH del caldo de pulverización debe ser levemente ácido a neutro. No posee plazo de seguridad. No deberá mezclarse con otros productos no recomendados, ya que se podría alterar la viabilidad de las esporas. 

Selectividad con los cultivos

Turex® es totalmente selectivo para los cultivos en los que está registrado y en las condiciones de aplicación recomendadas. 

¿Tienes dudas? En Certis te invitamos a que nos preguntes, contamos con un equipo técnico altamente especializado. Puedes contactarnos a través de nuestro formulario de contacto.