Skip to the navigation Skip to the content

Noticias y actualidad agrícola

Qué es una agricultura sostenible y cuáles son sus principales desafíos para el futuro

El objetivo de una agricultura sostenible es dar respuesta a la creciente demanda de una gran parte de los consumidores para disponer de alimentos seguros para ser consumidos, a la vez, que se respete a lo largo de su producción el medio ambiente, y se garantice unos precios justos para la supervivencia de los agricultores.

Para asegurar que una agricultura sea sostenible, primero hay que empezar a que en la misma, se utilicen productos, técnicas y estrategias que minimicen el impacto sobre la tierra, las plantas y las personas, garantizando una producción y un desarrollo sostenible.

     

Hoy en día, la Producción Integrada, se ha integrado de manera habitual en todos los sistemas de producción agrícola actuales. Este sistema de producción utiliza al máximo los recursos y los mecanismos de producción naturales y asegura a largo plazo una agricultura sostenible, introduciendo en ella métodos biológicos y químicos de control, y otras técnicas que compatibilicen las exigencias de la sociedad, como la protección del medio ambiente y la productividad agrícola, así como las operaciones realizadas para la manipulación, envasado, transformación y etiquetado de productos vegetales acogidos a este sistema.

En el siguiente vídeo elaborado por el Ministerio de Agricultura, se detalla la puesta en marcha de las obligaciones de gestión integrada de plagas (GIP) en España.

El Ministerio de Agricultura pone a disposición en su web las guías de Gestión Integrada de Plagas (GIP), que tienen como finalidad servir de orientación a agricultores y asesores para conseguir implantar los principios de gestión integrada de plagas en toda la producción agrícola nacional, uno de los requisitos para todas las explotaciones agrícolas que desarrollen su actividad en España, según el Capítulo III del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

Los 4 retos de la agricultura sostenible

1. Lograr la suficiente rentabilidad económica

El principal reto de una agricultura sostenible es conseguir compatibilizar sus objetivos de respeto al medio ambiente y sostenibilidad con la viabilidad económica de sus propuestas. Para conseguirlo, los cultivos generados deben poseer las siguientes características:

  • Los alimentos han de tener los máximos niveles de calidad en cuanto aspecto, sabor y valor nutritivo.
  • Se debe hacer un uso lo más eficiente posible de los recursos naturales, tratando de rentabilizar al máximo el agua, el suelo agrícola y las fuentes de energía

2. Gestionar adecuadamente los residuos

Toda explotación agrícola genera residuos: envases, productos fitosanitarios, material vegetal, etc. Una mala gestión de éstos provoca un impacto muy negativo sobre el medio ambiente y algunos de estos residuos tardan muchísimos años en degradarse, provocando un gran daño en la fauna, flora y en el suelo. Por ello es fundamental contar en las explotaciones con sistemas de recogida de material usado y tratamientos de residuos, además de intentar reducir al máximo los residuos generados, favoreciendo actividades que faciliten el reciclado y el retorno de estos desechos.

3. Dejar de asociar crecimiento económico con contaminación

Ahora que el calentamiento global es una realidad indiscutible, otro de los grandes retos de una agricultura sostenible es tratar de darle la vuelta a esta asociación de actividad económica.

Para ello, la agricultura sostenible, a base de sistemas de Producción Integrada, debe redoblar esfuerzos en cuestiones como: evitar el consumo innecesario de energía, la implementación de técnicas y productos agrosostenibles y la eficiencia y optimización de los recursos, tales como el agua y el suelo.

La agricultura sostenible debe ser, por lo tanto, muy minuciosa, con el fin de utilizar en cada momento la cantidad exacta de productos y recursos, tratando de evitar cualquier desperdicio.

4. Lograr una transición fluida hacia la sostenibilidad

El objetivo de una agricultura sostenible es lograr que su modelo de cultivo no sea una excepción sino la norma en la producción agrícola. Para ello es necesario desarrollar técnicas de cultivo sostenible que sean viables y a la vez rentables, como por ejemplo:

  • La rotación de cultivos. Técnica que consiste en que las nuevas plantaciones ayuden a restablecer los nutrientes del suelo que consumieron las anteriores, generándose un bucle natural y muy beneficioso para todos. 
  • Reciclaje de nutrientes. Existen diversas técnicas de cultivo para reaprovechar los nutrientes del suelo, entre ellas: el composteo, que es una técnica muy eficaz de mejorar la eficiencia de los suelos reciclando residuos de los cultivos, o las conocidas como técnicas compostadoras, que reducen al mínimo la pérdida de nutrientes.
  • Control integrado de plagas y enfermedades. Consiste en el estudio exhaustivo, monitorización y seguimiento de las mismas para prevenirlas en la medida de lo posible, evitando su propagación, minimizando sus efectos negativos.

Certis es experto en productos para una agricultura sostenible

Certis apuesta fuertemente por la agricultura sostenible y ecológica y por ello ofrece todo tipo de soluciones integradas y sostenibles válidas para todo el ciclo de cultivo.

En el catálogo de Certis vas a encontrar: fungicidas e insecticidas Bio-racionales (productos de origen natural y microbiológico), feromonas de confusión sexual y nutrientes, además de los productos agroquímicos convencionales. Todos nuestros productos fitosanitarios se encuentran registrados por el Ministerio de Agricultura.

Por otro lado, Certis comparte los objetivos de la Directiva de Uso Sostenible (2009/128/EC) con unas líneas de actuación a tres bandas:  fomento de investigación e innovación, formación sobre el uso sostenible de los fitosanitarios y gestión integrada de plagas.

Gracias a los productos Certis es posible poner en práctica estrategias combinadas entre productos convencionales y Bio-racionales, que ayuden a productores y agricultores a producir cultivos, en línea con la actuales exigencias de un consumidor cada vez más concienciado con la salud y el problema del calentamiento global.

Descarga nuestro ebook: Hacia una agricultura sostenible

En esta guía analizamos:

  • La tendencia hacia la minimización de residuos
  • Las claves para transicionar hacia la sostenibilidad
  • La normativa y regulación en España